El valiente que aceptó la herencia de Paco Vázquez

|

El Ideal Gallego-2011-05-25-003-22e1a67c

  análisis de miguel pampín.

CONSECUENCIAS ELECTORALES  EL FIN DE UNA ÉPOCA

De él dirán  que fue un cobarde. Lo han dicho ya algunos de los que recorrieron junto a él el camino. Y la historia lo puede juzgar por pusilánime, por tibio, por blando.
Pero Javier Losada fue el valiente que se atrevió a tomar el bastón de mando de manos de Francisco Vázquez. Un salto mortal al vacío con el pecho descubierto. Creyó que era hora de cosechar los frutos tanto tiempo  sembrando en la sombra, pero las picotas más suculentas ya no estaban en la cesta.
Hubiese sido un buen alcalde en cualquier lugar. En cualquier ciudad que no viniese de regreso de una etapa marcada por el mayor torrente de carisma que haya conocido A Coruña.


Los coruñeses estaban aculados en otras tablas. Llevaban 22 años de Pacodependecia y habían comenzado a desengancharse. Losada se vio fuerte. Se vio capaz de reforzar una mayoría absoluta que se tambaleaba en el borde del precipicio. Y se equivocó.
Las urnas le emplataron la primera noche amarga, la del pacto. Estrechó la mano que tanto le había abofeteado. Tuvo la osadía de no escuchar los consejos que llegaban del más allá y domó a la fiera. Nadie apostaba un euro de chocolate por aquel matrimonio.
Contra todo pronóstico no solo fueron felices. Una calurosa tarde de junio, aún con las sardinas de San Juan por digerir, Losada y Tello comieron, en un patio de Sevilla, las sabrosas perdices de elevar la Torre a los altares de la Unesco.
Luego comenzó el final. No podía imaginar entonces que dos años después viviría los días más duros de su carrera. Enfermo hasta el delirio afrontó una campaña en la que el objetivo real era llegar a la orilla.
En Riazor tuvo un presentimiento. Intuyó que el gol  no llegaría. Y ha optado por huir de la segunda división.
Ayer se despidió y corrió al refugio que la política le presta. Desde allí, desde su escaño de senador, llamó para dar las gracias.


El Ideal Gallego-2011-05-25-003-22e610c7El Ideal Gallego-2011-05-25-003-22e834d5El Ideal Gallego-2011-05-25-003-22ea7ab4El Ideal Gallego-2011-05-25-003-22e41928

El valiente que aceptó la herencia de Paco Vázquez