Jóvenes de Mesoiro denuncian la falta de espacios en el barrio para reunirse

|

El Ideal Gallego-2011-12-31-011-9030684f

  d.g. > a coruña    .

  Una caseta de obra es el motivo  de discordia entre la asociación de vecinos de Mesoiro y un grupo de jóvenes del barrio. Jóvenes que reclaman su derecho a contar con un lugar de ocio en un barrio en el que, según ellos, apenas hay parques o áreas comunes.
Hace cuatro días, la presidenta de la asociación de vecinos, Pilar Menéndez, anunciaba la apertura del nuevo centro vecinal y al mismo tiempo denunciaba que un “grupo de chavales” habían ocupado la caseta en la que organizaban las reuniones de la entidad.  Menéndez también afirmaban que había tenido más de una discusión con los jóvenes por culpa del deteriorado estado del local. Por el contrario, los jóvenes aseguran ahora que no son “okupas” y que llevan años empleando la mencionada caseta también como lugar de reunión. “Nosotros también somos del barrio de toda la vida, todo el mundo nos conoce, y saben que no hacemos mal a nadie”, indica uno de los chicos.

Polémico robo > Los jóvenes comentan  que la caseta lleva nueve años a cargo de la asociación vecinal y que hasta hace cinco meses nunca habían tenido problemas con la directiva:  “La única discusión que tuvimos fue por culpa de la puerta, que la arrancaron cuando entraron a robar este verano y la presidenta se negó a pedir una nueva”.
También aseguran que la negativa de la asociación a colocar la puerta ha propiciado que la caseta presente el actual estado de abandono. “Está toda llena de porquería, porque entra la lluvia y entra gente que no es de por aquí para hacer de todo”, apunta el portavoz de los jóvenes.  
Este grupo, que aglutina a una veintena de chicos de Mesoiro, reitera su derecho a contar con un lugar en el que reunirse como el resto de la vecindad. “Estamos muy contentos de que vayan a abrir el centro vecinal para el barrio, pero lo que no pueden hacer es dejar que se estropee la caseta, que tanto le costó conseguir al anterior presidente, para que les den el local nuevo”, comenta uno de los jóvenes.
El mismo que se muestra indignado con las acusaciones sobre la autoría del robo: “Me parece increible que lleguen a sugerir que fuimos nosotros, cuando precisamente lo único de valor que se llevaron fue un casette que era nuestro y que valía 200 euros”.


 

Jóvenes de Mesoiro denuncian la falta de espacios en el barrio para reunirse