“Sería un error verse con los deberes hechos y relajarse”

03 marzo 2014 Fútbol Liga Segunda División Deportivo - Hércules 3-2
|

En una Liga tan igualada, dos victorias seguidas pueden abrir brecha. Eso es lo que consiguió el Deportivo en las últimas jornadas. Derrotó al Castilla y al Recreativo y consolidó su posición al frente de la clasificación con cinco puntos de ventaja sobre el segundo y seis sobre el tercero. Fue “una jornada redonda”, como dijo ayer Juan Carlos, tras un partido que mereció el mismo adjetivo.
“Hicimos un buen partido, bastante serio, delante de nuestra afición y hacía falta. Seguimos líderes y fue una muy buena jornada para nosotros”, valoró en la resaca del 2-0 al Recre.
“Quizás fue el partido más regular en Riazor esta temporada. Hubo encuentros en los que, a lo mejor, estuvimos mejor, pero en otras fases nos dominaba el rival y este ha sido el más regular, el más completo, tuvimos las cosas claras de principio a fin. A pesar de adelantarnos, seguimos manteniendo el nivel de exigencia al contrario que otras veces que nos encerrábamos un poquito más. Ha funcionado bien y el equipo está muy contento”, reflexionó.
Los ojos del coruñés se centran en el presente, no miran el futuro. “No hay que mirar mucho la clasificación, sino que cada partido es una oportunidad de llevarnos tres puntos. Llevamos seis de ventaja al tercero y, si los demás pinchan, mejor, pero no hemos hecho nada. Tenemos partidos muy complicados y no podemos caer en la relajación, ni ver que tenemos bastante hecho. Quedan ocho finales y queremos ir de tres en tres. Vamos a Mallorca con esa idea”, avanzó.
El Depor tiene margen para fallar, pero tampoco demasiado. Eibar y Las Palmas siguen cerca. “La distancia con el tercero son tres puntos, quedan 24 todavía, hay mucho margen y, si pinchas una o dos jornadas, los rivales van a apretar, así que sería un error verse con los deberes hechos. Hay que ir partido a partido. Estamos en una buena racha, llevamos dos jornadas sin encajar, jugando bien, a buen nivel y lo importante es no decaer”, advirtió el mediocentro.
El equipo, además, brindó a Riazor el triunfo más cómodo del año. “Encadenamos dos victorias seguidas y teníamos ganas de ganar en Riazor, donde llevábamos tiempo sin un partido plácido. Siempre pincha un rival y queríamos agrandar la distancia. El equipo coge confianza para el esprín final”, dijo antes de hacer una lectura prudente. Descartar al Sporting, que está a once puntos, sería “un poco precipitado”. “No está pasando una buena racha, pero al final no sabes a quien le puede tocar una así. Dos o tres partidos sin puntuar cambian las cosas. Cada vez queda menos semanas y todos van a intentar apretar”, insistió.
El objetivo eran 75 puntos, pero tiene pinta de que no serán necesarios: “Puede ser que hagan falta menos tal y como van las cosas y como estamos, pero no creo que haya que darle vueltas. Sabemos que estamos ahí, que lo tenemos en nuestra mano y que no hay que decaer”.
Además, ganar al Recreativo supuso dar un golpe de autoridad, pero la plantilla mantiene los pies en el suelo: “Un partido como el del domingo, ante el tercero, es un golpe en la mesa, un pasito más para conseguir el objetivo, pero con paciencia, con calma y con tranquilidad”.
Ante los andaluces funcionó el planteamiento. “Desde hace semanas hemos trabajado apretar arriba. La presión colectiva dio sus frutos en el gol y otras ocasiones. Luego, hay que marcar, pero lo importante es que se viera que estábamos conjuntados arriba. Apreté a mi marcador y al final fue gol, 1-0 pronto y encarriló el partido”, señaló.
La idea sirve también para la siguiente cita. “A nosotros, nos da igual el rival. El Mallorca es un gran equipo, pero podemos hacer igual las cosas”, expuso.

personal
Ha sido titular en seis de los siete últimos partidos. “Trabajo todos los días para entrar en el once, pero es el entrenador el que maneja el equipo, el Depor es el líder y hay gente de mucho nivel. Tengo que demostrar que puedo estar”, afirmó.
Pese a las incorporaciones, sigue jugando. “Siempre que hay un fichaje parece como que va a jugar más, pero no me tengo que fijar en eso, tengo que ser siempre el mismo y tratar de que el entrenador confíe en mí”, dijo.
“Estoy agradecido al míster, al cuerpo técnico, por la oportunidad que me ha dado”, añadió antes de confesar que “el sueño” lo cumplió “hace mucho”, cuando debutó. “Ahora, es una suerte cada vez que juego”, sentenció. n

“Sería un error verse con los deberes hechos y relajarse”