La población gallega disminuyó en casi 15.600 habitantes, un 0,56 por ciento

La población descendio en todo el estado, excepto en Canarias efe
|

La población gallega cayó en un total de 15.558 habitantes dejándola en 2.765.940 habitantes, lo que supone un descenso del 0,56 por ciento.
El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado sábado el Real Decreto 1016/2013, de 20 de diciembre, por el que se declaran oficiales las cifras de población resultantes de la revisión del Padrón municipal referidas al 1 de enero de 2013.
En Galicia, por provincias, el mayor descenso en términos relativos se produjo en Ourense, con un 1,07 por ciento menos de habitantes, 3.533 menos frente a las últimas cifras conocidas.

mayor descenso absoluto
En cambio, en términos absolutos, el mayor descenso se produjo en A Coruña, con 5.750 habitantes menos, un 0,5 por ciento menos.
En el conjunto de España, la población descendió en todas las comunidades autónomas, con la sola excepción de Canarias, donde aumentó en un 0,02 por ciento, según los datos del padrón municipal publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Esos datos –un registro administrativo donde constan los vecinos de cada uno de los municipios españoles–, cerrados a 1 de enero de 2013, reflejan que la población en el conjunto del país disminuyó en 135.538 personas, un 0,29 por ciento menos, situándose en los 47.129.783 habitantes.
En el resto de comunidades, los mayores descensos en la tasa de variación relativa se registraron en Castilla y León, con una bajada del 1,03 por ciento, Castilla-La Mancha, con un descenso del 0,98 por ciento, y en Asturias, donde la población disminuyó en un 0,85 por ciento.
Castilla y León también es la comunidad que más habitantes pierde en cifras absolutas, con un descenso de 26.203 personas, seguida de Castilla-La Mancha (-20.890), Cataluña (-17.258) y Galicia (-15.558).
De nuevo Canarias es la excepción en este apartado, ya que es la única comunidad autónoma que registra un aumento de su población, con 335 personas más. n

La población gallega disminuyó en casi 15.600 habitantes, un 0,56 por ciento