El fiscal pide que la infanta devuelva casi 600.000 euros, pero que no sea juzgada

09 febrero 2014 portada PALMA DE MALLORCA, 08/02/2014.- La infanta Cristina, seguida por su abogado, Miguel Roca (i), a su llegada a los juzgados de Palma, donde está citada para declarar como imputada en el caso Nóos a partir de las 10:00 h

El fiscal Pedro Horrach pidió ayer al juez del caso “Nóos”, José Castro, que no lleve a juicio a la infanta Cristina porque no hay indicios para acusarla, aunque le reclama que devuelva, como responsable civil a título lucrativo, 587.413 euros de los que se benefició a través del fraude de su esposo, Iñaki Urdangarin.
Para el duque de Palma la acusación pública solicita una pena de 19,5 años de cárcel como responsable institucional y comercial del Instituto Nóos, del que era el “gancho ideal para obtener clientes y aumentar notoriamente los honorarios” bajo la dirección intelectual de Diego Torres, para quien solicita 16,5 años de prisión.
Cinco de las partes acusadoras del caso Nóos registraron ayer sus escritos provisionales ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma y la única que pide la apertura de juicio oral para la infanta Cristina es el sindicato Manos Limpias, que reclama que sea condenada a 8 años de cárcel y que pague 2 millones de multa por servir “de andamiaje imprescindible” para que su marido cometiera delitos fiscales y por lucrarse “en su propio beneficio”.

consignará el dinero
El abogado de la infanta, Miquel Roca, confía en que será exculpada y ya adelantó que consignará en el juzgado el dinero que pide el fiscal para “dejar así extinguida su responsabilidad civil simultáneamente a la penal”.
Horrach dedicó a doña Cristina dos anexos adicionales al escrito, el primero para explicar que considera que su imputación como cooperadora en dos presuntos delitos fiscales de Iñaki Urdangarin se sustenta solo en “una sospecha” y “una mera conjetura”, por lo que la Audiencia de Palma vulnera su derecho a la presunción de inocencia y le crea indefensión.
En el otro afirma que el juez del caso “Nóos”, José Castro, debe aplicar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) y la jurisprudencia que se deriva de ella (incluidas las doctrinas Botín y Atutxa), y archivar el caso para la infanta Cristina, porque no la acusan ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado.
Horrach considera también que el sindicato Manos Limpias no puede “usurpar la legitimidad” del ministerio público y la Abogacía para sostener en solitario la acusación a la infanta y si Castro decidiera lo contrario establecería distinciones donde la ley no lo hace y crearía “una nueva doctrina”.
Apela a “elementales razones de justicia, igualdad y seguridad jurídica” para que se aplique el mismo criterio que en otro caso idéntico en el que la Audiencia de Vizcaya determinó que la acusación popular no podía por sí sola abrir juicio oral contra los acusados por la Fiscalía y la acusación particular por delito contra Hacienda.
El fiscal pide en total condenas que suman 107 años de prisión para 14 de los 20 imputados en el caso “Nóos”. Quiere que Urdangarin sea condenado a 19,5 años y su exsocio Diego Torres a 14,5. Para la esposa de Torres, Ana María Tejeiro, pide 2 años de cárcel por blanqueo y que devuelva 1.144.240 euros.
Manos Limpias presentó acusación por ocho tipos delictivos distintos contra los 20 imputados y reclama penas que suman 238 años y medio, desde los 26,5 años para Urdangarin por malversación, estafa, falsedad, fraude, los dos delitos fiscales y blanqueo, a 22,5 años por lo mismo para Torres y 19,5 años para Tejeiro.
Por su parte, Mario Pascual Vives, el abogado de Iñaki Urdangarin, afirmó que la petición del fiscal del caso “Nóos” contra el duque de Palma es una suma “muy alta”: “Parece que fuera un delito de sangre, ¿no?; como si fuera un asesinato, ¿no?”.

El fiscal pide que la infanta devuelva casi 600.000 euros, pero que no sea juzgada

Te puede interesar