Las reservas del PSOE enturbian los planes de Igualdad sobre la ley trans

Componentes del Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos | Marta Fernández Jara (ep)
|

Las reservas del PSOE sobre el borrador de la futura ley trans diseñado por Igualdad ensombrecen el plan de la ministra Irene Montero de aprobarlo en Consejo de Ministros en la primera quincena de febrero: mientras Igualdad aspira a llegar a un acuerdo en pocos días, los socialistas hablan de que la negociación acaba de empezar y las posturas son alejadas.


La parte socialista del Gobierno avisó de que la negociación en el seno del Ejecutivo sobre la denominada ley trans (capitaneada por la ministra Irene Montero y la vicepresidenta Carmen Calvo) está recién iniciada y los socios mantienen posturas diferentes sobre el “primer borrador” de Igualdad, que, según el lado socialista, solo recoge “las posiciones de Unidas Podemos”.


Sin embargo, el Ministerio de Igualdad aseguró ayer que los anteproyectos de leyes trans y de igualdad Lgtbi se aprobarán en el Consejo de Ministros en la primera quincena de febrero, que confía en que la negociación termine en acuerdo en pocos días, ya que se parte de un consenso y sólo hay que limar matices, no diferencias.


“Hay negociaciones muchísimo más complejas que se han resuelto antes, estamos hablando de pocos días, pero quedan días de sobra”, indicaron ayer fuentes del Ministerio dirigido por Irene Montero.

Largo trabajo


Sin precisar una fecha, fuentes socialistas del Gobierno sostuvieron que están de acuerdo en que los textos lleguen al Consejo de Ministros “lo antes posible”, pero añadieron que para eso “hay que trabajar mucho y muy bien”.


La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, dispone de los borradores de los anteproyectos de ley trans y de igualdad LGTBI desde hace quince días y mantuvo dos reuniones con Irene Montero para abordar estos textos.


El borrador de la ley trans incluye la despatologización de la transexualidad y reconoce la autodeterminación del género (también para los menores de edad), mientras que la ley de igualdad Lgtbi prevé sanciones de hasta 150.000 euros para conductas discriminatorias muy graves, entre las que se incluyen las terapias de conversión de la orientación sexual o el acoso.


Con respecto a las posturas sobre la ley trans, fuentes de Igualdad precisaron que se trata de “matices, no de diferencias” ya que parten de un consenso.

Las reservas del PSOE enturbian los planes de Igualdad sobre la ley trans