Las tormentas en Navarra causan problemas en las carreteras y el derribo parcial de una plaza de toros

Vista general de Pamplona desde el monte San Cristobal durante la tormenta con aparato eléctrico que cayó anoche sobre la capital navarra. EFE
|

 Las tormentas registradas anoche en numerosos puntos de Navarra han causado problemas puntuales en la red de carreteras a causa de las balsas de agua y caída de árboles y el fuerte viento ha derribado además parcialmente la plaza de toros portátil de Olite.

Las incidencias en las carreteras han generado algunas retenciones sin que se produjeran accidentes, según ha informado el Gobierno foral, que ha destacado el fuerte vendaval que ha derribado parcialmente la plaza de toros portátil y ha arrancado chapas metálicas de la cubierta del polideportivo municipal de Olite.

En ambos casos se han visto afectados varios automóviles aparcados en las inmediaciones, aunque sin heridos.

Los bomberos de Tafalla han realizado cinco salidas para atender incidencias ocurridas en Olite, como una inundación en el hotel Lajoyosa y en la plaza de San Antón.

También han sido significativas las precipitaciones en Pamplona y su cuenca, donde los bomberos han intervenido en una veintena de viviendas y locales de Orcoyen, Cendea de Olza, Ororbia, Egüés y otras localidades, incluida la capital, para achicar agua en bajeras, sótanos y garajes.

La intensa lluvia ha provocado balsas en el cinturón de Ronda de Pamplona coincidiendo con el regreso del fin de semana, lo que ha generado retenciones y atascos que se han resuelto sin problemas.

La Policía Foral ha intervenido en diferentes carreteras en unos casos por la caída de árboles y ramas, en otros por encontrarse algunos tramos anegados por el agua y en varias ocasiones por los vehículos estacionados en el arcén.

Las tormentas en Navarra causan problemas en las carreteras y el derribo parcial de una plaza de toros