El caso “Pikachu” empieza el año con declaraciones y registros en el Acuario

000333333333333333

La fase coruñesa de la operación “Pokémon” ha tomado impulso con el inicio del año y el jueves, a la toma de declaraciones en Lugo de la primera de las testigos llamadas ante la jueza se unía, en A Coruña, un nuevo registro a manos de los inspectores de Aduanas. En este caso se centró en la Casa de los Peces, donde ejercen su labor tres de los imputados que ayer comparecieron ante la jueza instructora para responder por los contratos adjudicados a Vendex. Entre ellos, la directora de los Museos Científicos y el director del Acuario.

En vísperas de la toma de declaraciones a los tres trabajadores de los Museos Científicos imputados dentro de la trama “Pokémon”, la que juez que instruye el sumario desde Lugo ordenó esta semana un nuevo registro dentro de la investigación que ha iniciado en torno a los contratos otorgados al grupo Vendex por parte del Ayuntamiento, y que se centró en la Casa de los Peces.

La directora de los Museos Científicos,
el director de la Casa de los Peces y dos técnicos testificaron ante la jueza De Lara

El jueves, los agentes de Vigilancia Aduanera entraban en los despachos de al menos dos de los imputados –el director técnico del acuario y el técnico jefe de mantenimiento de los museos– para proceder al volcado de sus ordenadores, tal como ya había hecho a principios de diciembre con los equipos del primer teniente de alcalde, Julio Flores, el concejal socialista José Nogueira –ambos imputados– y otros seis trabajadores o extrabajadores municipales que también están sometidos a investigación.

Bajo secreto
Los usuarios de los dos últimos ordenadores de los que se procedió al volcado de su contenido son dos de las cuatro personas que ayer estaban llamadas a declarar en el juzgado de instrucción número 1 de Lugo, junto con la directora de los Museos Científicos y la administradora del IMCE, también imputadas.
Aunque el contenido de la investigación judicial se lleva con total cerrazón –la causa continúa bajo secreto de sumario–, el hecho de que la jueza reclamara información de los ordenadores de la Casa de los Peces junto antes de iniciar la toma de declaraciones parece reforzar la idea de que en esta fase de su investigación, De Lara se centra en los contratos concedidos en este ámbito a alguna de las empresas del conglomerado Vendex.
Uno de los que más controversia ha generado es el que se otorgó en noviembre de 2012 a Sermasa, una filial de Vendex, relativo al mantenimiento biológico del acuario.
Sobre estas cuestiones tuvieron que responder ayer los primeros imputados en declarar dentro de la fase coruñesa de la “Pokémon”, que se conoce como “Pikachu”. El primero en comparecer, desde media mañana y durante casi cuatro horas, fue el técnico jefe de mantenimiento y producción, al que siguió la directora de los museos. Aunque su declaración fue más breve –salió del juzgado poco antes de las seis de la tarde–, el letrado que la representa, Esteban Rico, destacó que la funcionaria respondió a todas las preguntas que le fueron formuladas. “Esperamos que se esclarezcan los hechos lo más pronto posible”, señaló el abogado, que rechazó hacer cualquier otra valoración por ser secretas las actuaciones.
El director técnico de la Casa de los Peces y la administradora del IMCE fueron los siguientes en comparecer ante De Lara. El primero, durante apenas una hora, salió de los juzgados a media tarde, mientras que la última lo hizo entrada la noche.
La próxima semana serán los responsables políticos los que se enfrenten al interrogatorio de la jueza instructora del caso, que hasta la fecha ha imputado a una docena de personas dentro de la sección coruñesa de su investigación.

El caso “Pikachu” empieza el año con declaraciones y registros en el Acuario

Te puede interesar