El Ejército controlará su logística en el extranjero desde el cuartel de Atocha

El Tercio Norte de infantería de marina, durante el desfile de la Pascua Militar javier alborés

La plaza frente a la Capitanía General volvió a convertirse ayer en el escenario del desfile con motivo de la celebración de la Pascua Militar, presidida por el general Francisco Javier Abajo Merino, jefe de la Fuerza Logística Operativa (FLO) cuyo cuartel general alberga el palacio. En su discurso, Abajo señaló que este año se trasladará al acuartelamiento de Atocha la Jefatura de Apoyo Logístico que actualmente se encuentra en Valencia, y que está integrado por más de 80 militares.
“El acuartelamiento se ha quedado anticuado y hay que transformarlo. Estaba pensado para alojar tropas y lo que necesitamos ahora son oficinas”, explicó el general, que aclaró que las obras se limitarán a “tirar tabiques” y que comenzarán próximamente. “Es de las poquitas cosas que vamos a hacer este año, porque tenemos recortes presupuestarios”, añadió, al tiempo que señalaba que espera que todo este listo a finales de año para que el nuevo personal, casi todos formados en labores informática acudan a su nuevo destino.
El discurso del general Abajo  recordó también a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois y la actuación de la Guardia Civil. Sus palabras fueron escuchadas por varias autoridades, entre ellas el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, la delegada de la Xunta, Belén Docampo, y el alcalde, Carlos Negreira, reunidos en el salón del trono. El jefe del FLO destacó dos entrenamientos realizados a lo largo del año como “grandes hitos”: el ejercicio “Batalla de Toro” con el que el hospital de campaña ROLE 3 llegó a la capacidad de un centro hospitalario para 40.000 habitantes. El segundo ejercicio es el “Antorcha Audaz 13”  en el que el FLO ha demostrado que puede actuar como mando de apoyo logística a un Cuerpo del Ejército.

entrega de medallas
También se celebró una entrega de medallas: la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco a ocho personas, una de ellas civil, pero fue el comandante Juan Manuel Rodríguez, como el más veterano de los condecorados, el encargado de pronunciar unas palabras de agradecimiento.
Solo las autoridades y los invitados pudieron presenciar la entrega de medallas, aunque todo el público pudo contemplar el desfile en el que se le rindió honores al abandera, y en la que participaron por parte de la FLO la Escuadra de Gastadores y la Banda de Cornetas y Tambores, así como dos unidades de apoyo. También participó una sección de Tercio Norte de infante de marina. Fue a su bandera a la que se rindieron honores de ordenanza.
El general felicitó la Pascua Militar a todos los jefes militares presentes, tanto de las Fuerzas Armadas como de la Guardia Civil, e invitó a todos los presentes a compartir con él una copa de cava para brindar por el rey, en cuya representación había presidido en A Coruña una festividad que se lleva celebrando desde 1783.

El Ejército controlará su logística en el extranjero desde el cuartel de Atocha

Te puede interesar