Fuego para derretir

Rui Costa tendrá una nueva oportunidad como principal referencia ofensiva blanquiazul | alfaquí
|

La expresión de “ir a fuego” se ha convertido en una de las coletillas de Rubén de la Barrera después de sus dos primeras ruedas de prensa. El técnico coruñés, todo energía, espera poder impregnar de esa pasión y esas llamas a su Deportivo para derretir la nieve de El Helmántico, en el duelo de hoy a las 16 horas ante el Salamanca UDS, actual colista.

Los coruñeses vivieron una semana movida, con el cese de Fernando Vázquez, la presentación y posterior inicio de entrenamientos, de la mano de Rubén de la Barrera y la posterior rueda de despedida, con ‘dardos incluidos’ del de Castrofeito.

 

Mala dinámica

Al margen de todo el ruido extradeportivo, el cuadro blanquiazul tiene y debe centrarse ahora en la Liga y dejar atrás la mala racha. Tres derrotas seguidas: la copera ante el Alavés, donde el equipo mostró una buena cara, la dolorosa ante el Celta B en el Abanca Riazor, con la que el Depor acabó 2020 y la primera de 2021, en el campo del Zamora, que supuso el último partido de Vázquez en el banquillo.

Llega ahora a su segundo compromiso seguido como visitante con siete bajas, las seis ya conocidas de Miku, Claudio  Beauvue, Uche Agbo, Diego Rolan, Eneko Bóveda y Héctor Hernández, a la que se sumó esta semana la de Keko Gontán, debido a unas molestias en el sóleo.

El de Brunete, que fue convocado para el choque en el Ruta de la Plata, finalmente no tuvo minutos y este nuevo contratiempo se une a las dolencias en el gemelo derecho, que arrastra desde el pasado mes de diciembre. El último partido del jugador fue en la Copa del Rey el pasado 6 de enero ante el Alavés. Con hasta seis canteranos en la convocatoria, De la Barrera ha estado probando esta semana la vuelta al esquema de defensa de cuatro.

De cara a los ensayos realizados estos días por el preparador de Elviña, aunque ayer escondió sus cartas, el dibujo podría ser un 1-4-3-3. Con Abad en la portería, Valín y Salva Ruiz en la banda derecha e izquierda, respectivamente, y en el centro de la zaga Mujaid y Borja Granero,

Por delante un trivote, con Álex Bergantiños en el centro y más pegado a la línea de atrás para ayudar en la salida de presión, Celso Borges por la derecha e Yago Gandoy por la izquierda. Por delante línea de tres, con alas para Borja Galán por la diestra, que vuelve tras superar su lesión muscular en el bíceps femoral de su pierna diestra, y José Lara, por la zurda, tras cumplir los dos encuentros de sanción.

Arriba Rui Costa, único delantero del primer equipo no lesionado, se perfila para volver a ser titular.

 

En horas bajas

Enfrente estará un conjunto el charro que estrena su tercer entrenador, Lolo Escobar, tras el paso de Sergio Egea y Rafa Dueñas, farolillo rojo del subgrupo A del Grupo I, con tres puntos. No gana desde el 25 de octubre, cuando se impuso al Coruxo (2-0) y su último partido fue el 13 de diciembre, en el que perdió con Unionistas (1-0).

Un equipo muy necesitado de puntos y siempre peligroso, que en muy poco se parece al que doblegó el cuadro herculino con dificultad en la primera jornada. El Deportivo tendrá que ir esta tarde “a fuego” para derretir la nieve y encender el Helmántico.

Fuego para derretir