El contradique de Langosteira aún no se ha licitado, dos meses después de lo previsto

20 diciembre 2011 a coruña.- el puerto licitará en enero la primera fase del contradique de langosteira por 26 millones
|

En la última visita oficial del presidente del Puerto, Enrique Losada, a Langosteira en diciembre el portavoz anunció que la primera fase de construcción del contradique se licitaría en enero, pero no fue así. A punto de finalizar marzo nada se sabe de este proyecto cuyos trabajos se prevén iniciar en verano para poder avanzar durante el buen tiempo, como se hacía con el espigón principal. Desde el Puerto, informan de que no hay ningún problema y de que se está tramitando. Puede que sea este lunes, con la visita de la ministra de Fomento, Ana Pastor, a la nueva dársena cuando se avance algo más de esta infraestructura.

Lo que sí se hizo en diciembre fue el anuncio previo de licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea, pero todavía se espera por el concurso oficial de la obra que costará 26,5 millones de euros y se desarrollará durante dos años en los que el dique alcanzará 450 metros sobre el nivel del mar y 550 bajo el agua.

La construcción del espigón necesitará primero proteger la toma de agua de la central de Sabón

En concreto, el objeto de la licitación es evitar que la nueva estructura portuaria cubra la boca a través de la cual la central térmica de Sabón recoge agua del mar para refrigerar los condensadores. Para ello, el Puerto ejecutará una protección de la toma de agua de la planta y esta estructura, que se comenzará a construir este año, será a su vez el inicio del contradique o dique oeste que llegará a los 1.350 metros. Este rompeolas permitirá cubrir una mayor superficie de agua abrigada, ampliar en cien hectáreas las explanadas –sumaría 250– y construir otro pequeño muelle complementario de 300 metros. Se uniría así, a la línea de atraque de 920 metros que ya está finalizada.

Del mismo modo, con el inicio del mes está previsto que comiencen también los primeros trabajos de la última fase del proyecto del Puerto Exterior: la habilitación de las explanadas, que ahora mismo están sin asfaltar, y la construcción de los viales interiores, para conectar los muelles con la carretera de servicio de Sabón y la futura autovía que enlaza con la autopista de Carballo y que todavía está construyendo Fomento.

Estos proyectos han sido adjudicados este mes y se prevé que en septiembre estén finalizados para recibir los primeros barcos. El Puerto ya tiene en su previsión de entradas en punta Langosteira la presencia de un buque mercante cargado de material siderúrgico destinado a la fábrica Celsa Atlantic de Sabón. Será en el segundo semestre del año.

 Tráficos > Pasará mucho tiempo hasta que esta nueva dársena pueda recibir otro tipo de cargas, puesto que no hay instalaciones adecuadas para ellas. Los graneles líquidos necesitan de toda la infraestructura propia de Repsol y muchos graneles sólidos también requieren de una instalación especial como el azufre, la alúmina y el cemento, que casualmente en lo que va de año ha descendido su tráfico.

Otros como el carbón, que en principio no requieren de depósitos especiales, tampoco se pueden trasladar por el momento al Puerto Exterior porque necesitan de la conexión por ferrocarril de la que por el momento se carece –está en estudios previos– y no hay fechas para el inicio de las obras.

En cambio, en el interior de la ciudad se quedará el negocio de los contenedores portuarios, que con la mudanza de otras mercancías dispondrán de más espacio en los muelles del Centenario y del Este para su posible expansión. Este tráfico no puede trasladarse a Langosteira porque los grandes buques que los transportan no pueden acceder a esta zona por el oleaje.

El contradique de Langosteira aún no se ha licitado, dos meses después de lo previsto