Elviña-Castro sigue sin plaza pública pese a aprobarse en los presupuestos de 2017

El Ideal Gallego-2018-10-29-017-bb7e3425
|

El problema no es el retraso de un año ni de dos, es el retraso de toda una vida sin plaza pública en el barrio. Elviña-Castro sufre de abandono en silencio porque la Universidad come la mayor parte del territorio no construido y esto hace que tengan que pedir parcela siempre que quieren celebrar algo. Desde la asociación de vecinos Os Rexumeiros cuentan que no saben nada de la propuesta aprobada en los presupuestos participativos de 2017 para hacer un parque biosaludable y que están a expensas de que la Universidad firme un convenio para que le ceda a María Pita el terreno que está entre el local Tempo Novo y el edificio Xoana Capdevielle: “En Elviña todo o que hai ou é da Universidade ou está pendente de selo” y en los que son de propiedad municipal, pero en ciernes de convertirse en universitarios “non van gastar cartos para que dentro duns anos xa non sexan deles”. 
De esta forma, cuando toca fiesta en Elviña, pisan una explanada que es mitad del Ayuntamiento, mitad del organismo público y que aspiran a que sea entero del Concello. En concreto, en la parte que ahora es de la Universidad, pretenden hacer un área para los niños y un apartado con aparatos para los mayores. 
Elviña-Castro a la espera de que la Universidad firme la cesión de uso. Llevan así desde junio: “O Concello díxonos que si estaban dispostos a cedelo”, pero la lentitud de la burocracia atasca el tema y los que tienen que pedir permiso para organizar cualquier evento necesitan un espacio común porque “o complexo onde está o centro cívico era do catecismo, despois foi escola e agora compárteno Aspanaes e o propio centro e o edificio de Protección Civil está cedido a unha asociación de automobilismo”. Por otra parte, el colectivo señala que aunque hay fondos aprobados para adecuar el lugar una vez que sea del Ayuntamiento, “non sei ata que punto se poden perder se non se executa a obra”. No quieren depender más de terceros.

Elviña-Castro sigue sin plaza pública pese a aprobarse en los presupuestos de 2017