El parking de Lonzas abre sin un plan de rutas de autobús que le den servicio

El aparcamiento disuasorio de Lonzas se inauguró ayer al público con una escasa ocupación debido, entre otras causas, a la inexistencia de un proyecto de rutas del autobús urbano que presten un servicio a los potenciales usuarios. El estreno dejó bastante indiferentes a los vecinos, que lamentaron que no se hubiesen aprovechado otros entornos más visibles. En su opinión, el aparcamiento en el que la Xunta invirtió más de 556.000 euros “queda aislado”.
El viejo proyecto de los aparcamientos disuasorios de la Xunta para reducir el tráfico en el centro de las grandes ciudades vio ayer la luz en A Coruña sin el éxito que se habría esperado. La Asociación de Veciños de San Cristóbal das Viñas “Os Anxos”, una de las que cubre O Birloque y parte del entorno, aseguró que apenas hubo turismos ocupando alguna de las 176 plazas gratuitas disponibles a lo largo del día. 
A pesar de que el alcalde, Xulio Ferreiro, defendió que –según le transmitió la Consellería de Infraestructuras– “só falta a baranda de arriba, que é a da senda peatonal”, los residentes sostienen que el verdadero problema es la ausencia de una marquesina, de servicio de autobuses urbanos y de más información sobre este nuevo parking. 
Al respecto del paso futuro de alguna línea de la Compañía de Tranvías junto al estacionamiento, fuentes municipales concretaron que el tema está “en trámite” y que habrá una planificación “en breve”. Por su parte, desde la empresa que se ocupa del transporte público aludieron a la Concejalía de Movilidad Sostenible como verdadero interlocutor, puesto que es el Ayuntamiento el que marca los itinerarios a seguir para atender a los coruñeses. 
Ante las dudas que plantea, por el momento, la utilidad del área reservada el presidente de la asociación vecinal del entorno, Ramón Mañana, destaca que “hubiese sido más viable junto al polideportivo como propusimos”. Recuerda así que el plan ciudadano era que hubiese dos plantas en subterráneo para dar servicio a los usuarios del gimnasio y los campos de la avenida de Glasgow. 
El espacio recién inaugurado “no queda muy bien ubicado y los accesos tampoco son muy buenos, ni los pasos de peatones están preparados”.  
En opinión de los residentes “va a estar sin coches todo el día” porque carece de una conexión con la ciudad. “A ver si ponen paradas de autobús porque ahora como no vayas a la iglesia no te sirve de nada; queda aislado y pensamos que funcionará cuando haya algún entierro o algo así”, lamenta Mañana.

El parking de Lonzas abre sin un plan de rutas de autobús que le den servicio

Te puede interesar