El PP y Cs fuerzan al Congreso a abordar la financiación de Podemos

Pablo Echenique critica que las acusaciones hacia su partido distraigan la atención de la “huida” de don Juan Carlos | aec
|

La iniciativa del PP, en la que también participa Ciudadanos, para solicitar la reunión de la Diputación Permanente del Congreso hará que la Cámara Baja tenga que abordar este mismo mes la polémica sobre la imputación de Podemos y varios cargos de este partido tras una denuncia por financiación ilegal.

El hecho de que el PP cuente con más de la quinta parte de los miembros de este órgano parlamentario, que cumple las funciones del pleno durante los períodos inhábiles, suma las firmas necesarias para que la Diputación Permanente sea convocada antes de que se reinicie el período de sesiones en septiembre.

Y el tema fundamental a debate, por el momento, son las peticiones para que el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, comparezca para dar explicaciones en sede parlamentaria bien en un pleno extraordinario, como solicita el PP, o en la Comisión de Calidad Democrática, como han pedido conjuntamente con Cs.

El Congreso tendrá que abordar esta cuestión, aunque otra cosa es que se aprueben las peticiones de comparecencia, ya que PP y Cs tendrían que conseguir una mayoría de votos para que salgan adelante.

El silencio por respuesta
Así, frente al casi silencio público por parte de Podemos, más allá de las redes sociales y de alguna declaración, y del propio Gobierno, los partidos de la oposición han seguido ayer con su ofensiva para intentar que Iglesias dé explicaciones, e incluso dimita o sea cesado del Gobierno.

Por parte de la formación morada, fue su portavoz parlamentario, Pablo Echenique, quien salió a defender la postura del partido, a través también de mensajes en Twitter en los que reacciona al contenido de parte de la declaración de Calvente ante el juez, que La Sexta ha dado a conocer este miércoles.

Echenique reprocha que el caso se basa en “rumorología” y que “no tiene nada”, aunque “les da igual. Contra Podemos todo vale”, concluye, tras insistir en que se trata de “otro juicio fake (otro más sin pruebas” para lanzar la “enésima” campaña mediática.

“Y mientras tanto Juan Carlos I huido con el botín”, escribió en Twitter, donde también critica que a su partido se le abre “un extenso juicio por la declaración de un solo tipo que dice que se basa en rumorología”. E ironiza con que “sin duda, la justicia es igual para todos”.

El coordinador de Izquierda Unida y ministro de Consumo, Alberto Garzón, salió al paso de esta misma declaración de Calvente al lamentar, en un tuit, que “llevamos semanas presenciando un proceso judicial, político y mediático abierto contra los compañeros de Podemos con base en este tipo de “fundamentos”.

Algo que, a su juicio, “contrasta significativamente con el trato judicial, político y mediático al Borbón prófugo”.

Todas esto después de que el Juzgado de instrucción número 42 de Madrid que investiga la financiación de Podemos haya acordado dar traslado al partido y a Vox, de la declaración íntegra de Calvente.

El PP y Cs fuerzan al Congreso a abordar la financiación de Podemos