El Gobierno local tiene sin ejecutar el 70% de los fondos para inversiones

El Ideal Gallego-2018-11-23-003-3cad0608
|

El Gobierno municipal mantiene sin ejecutar el 70% de los fondos reservados en el presupuesto para inversiones a falta de un mes y medio para que termine el año.
Los últimos datos de ejecución presupuestaria, que reflejan los registros municipales hasta el miércoles de la semana pasada, indican que de los 51 millones que el Gobierno local reservó para realizar inversiones solo se utilizaron 15, apenas un 30,5% del total.

A estas alturas del año, cerca ya del cierre del ejercicio, los datos son similares a los que hubo el año pasado. En 2017 se dejó sin gastar un 70% de los fondos que se habían reservado para llevar a cabo inversiones, lo que equivalió a 42,5 millones de euros que se dejaron sin emplear.

Esa cantidad, sumada a las que tampoco se utilizaron en 2015 y en 2016 en el capítulo de inversiones supusieron 130 millones de euros sin emplear a lo largo de los tres ejercicios.

Eidus
Buena parte de las inversiones que el Gobierno local incluyó en el presupuesto de este año corresponden a proyectos que se financiarán con fondos comunitarios Eidus.

Hace un mes el Ayuntamiento anunció que daba los primeros pasos para comenzar a utilizar parte de estas ayudas, que se habían conseguido en una segunda convocatoria y después de que las formaciones de la oposición ayudasen al Gobierno local a diseñar una propuesta que no volviese a ser rechazada. El pasado mes de octubre se explicó que se iniciaban los trámites para llevar a cabo 14 iniciativas por valor de 9,4 millones de euros, casi dos tercios del total de los fondos concedidos por la Unión Europea. Entre las primeras medidas están mejoras en la eficiencia energética o BiciCoruña.

Estos datos de ejecución presupuestaria se conocen a raíz del modificado de crédito que el Gobierno municipal presentará en un pleno extraordinario el próximo lunes. 
Ese trámite busca que se destinen 15 millones de euros procedentes del superávit del presupuesto del año pasado a amortizar deuda del Ayuntamiento después de que el incumplimiento del período medio de pago a proveedores por séptimo mes consecutivo impida que se destinen a inversiones financieramente sostenibles como se pretendía en un principio.

Voto particular
La concejala de Hacienda y Administración, Eugenia Vieito, presentó ayer un voto particular con el que se intentará que esos fondos se dediquen a las inversiones en caso de que se cumpla con el pago a proveedores en este mes, algo que se conocerá en diciembre.

Entre el amplio listado de intervenciones que se proponen está la reforma de varias plazas, mejoras en redes de iluminación y de pluviales, instalaciones eléctricas, mobiliario urbano, renovaciones en instalaciones deportivas, colegios, centros cívicos y mercados y otras actuaciones de distinto carácter.

Las iniciativas con mayor cuantía son las de mejoras en la climatización de la Fundación Luis Seoane, con 814.000 euros, la renovación de mobiliario urbano en los jardines, con 700.000 euros, y la reforma del centro García Sabell, con 622.000 euros.

Las tres formaciones de la oposición fueron muy críticas con el Gobierno municipal al entender que la gestión que se está llevando a cabo desde María Pita es la responsable de que ese dinero no se pueda destinar a inversiones y tenga que ir a los bancos.

Total
Si los datos de ejecución en el capítulo de inversiones no son muy positivos hasta el momento, lo mismo sucede con el presupuesto en general.

Este año la ciudad cuenta con unas cuentas que ascienden a 284 millones de euros, el más alto de los últimos años. Sin embargo, y a semejanza de lo que ocurrió en los ejercicios más recientes, los porcentajes de ejecución están siendo más bajos que en otros mandatos.

A mediados de este mes la ejecución total del presupuesto se encontraba al 60% ya que se gastaron 171,5 de los 284 millones de euros de las cuentas. La mayoría de estos 171,5 corresponden a gastos de personal y de bienes y servicios.

El año pasado se dejaron sin gastar 61 millones en total del presupuesto, un 21,2% del total. Esta cantidad, sumada a las de los dos ejercicios anteriores, hacen que en los últimos tres años quedasen 170 millones de euros de las cuentas sin ejecutar.

El Gobierno local tiene sin ejecutar el 70% de los fondos para inversiones