“De Gea es el presente y el futuro del fútbol español”

Football soccer - Spain training - Friuli Stadium, Udine, Italy - 23/03/16 Spain's goalkeeper Iker Casillas makes a save as David De Gea and Sergio Rico watch during a training for international friendly against Italy. REUTERS/Alessandro Garofalo
|

El jugador del Oporto Iker Casillas afirmó que su compañero de selección David de Gea “es el presente y futuro del fútbol español” y que están “todos tranquilos” porque van a dejar en “buenas manos un lugar importante” dentro del combinado nacional, dejando claro que asumirá su “rol” si va convocado a la Eurocopa y no es el titular elegido por Vicente del Bosque y que será él el que decida cuando se retire y “no cuatro periodistas o cuatro opiniones”.
“David es un chaval fantástico y un portero genial. Es el presente y el futuro del fútbol español. Estamos todos tranquilos porque vamos a dejar en buenas manos un lugar importante dentro de la selección. El consejo que siempre le doy es que hay que apretar, que nadie te va a regalar el puesto y que todo el mundo quiere ser portero de la selección”, dijo el mostoleño en ‘El Larguero’ de la Cadena SER.
Además, Casillas comentó que a De Gea “le queda un mundo por delante” y que a él le “queda menos”. “Él tiene unas facetas que yo no tengo y yo otras que él no tiene. Ojalá todas las selecciones tengan porteros jóvenes que pueden luchar por la selección. Aquí hay competencia. Y no solo con David, sino Sergio Rico, Adrián...”, apuntó.
En este sentido, aclaró que Vicente del Bosque no le ha dicho “nada” de cara a la Eurocopa y que si finalmente está en la lista de 23 y no es titular, tendrá que “asimilar” su “rol”. “Si voy es a entrenar y pelear”, aseveró, advirtiendo que ahora va de “otra manera” y no “como hace diez meses” porque le toca vivir una “etapa diferente”. “Pertenezco a otro equipo y, por tanto, mi cabeza ha ido cambiando durante estos meses”, indicó.
En la línea de la portería, explicó que no se cambiaría por Keylor Navas porque su “etapa ya ha pasado” en el conjunto blanco, al que mira ya “como aficionado”. “Ahora hay un portero que lo está haciendo bien, que lo disfrute y lo saboree. Mi etapa se cerró hace diez meses y ya no tengo ningún tipo de vínculo más que el afectivo”, recalcó.

acepta las opiniones
El de Móstoles también entiende que “la gente pueda pensar y opinar cualquier cosa” tras los empates ante Italia y Rumanía, pero no está preocupado porque “el equipo tiene una jerarquía y una historia para que se tenga un poco de respeto”, aunque cree que “es muy difícil que se pueda vivir otra vez” su época triunfadora.
“Me juego las dos manos a que va a ser muy complicado que una selección gane lo que ha ganado España, vamos a tardar muchísimo tiempo en ver eso. Las selecciones están preparadas y tienen años de recorrido. En un Mundial o una Eurocopa también hay que tener suerte”, agregó. El exjugador del Real Madrid cumplió el domingo 166 partidos como internacional, algo a lo que le da tanto “valor” porque es “consciente” de que ni siquiera sabe si le queda “un año” en la ‘Roja’. “Jugar con 40 años es imposible. Buffon va de camino, pero no veo una competencia todavía en la selección italiana y aquí en España es diferente”, remarcó.
“Yo llevo 16 años y he conseguido lo máximo. A lo mejor ha llegado el momento de pensar qué es lo mejor para mí. No sé si este año o el siguiente. Tengo que sentarme un día a pensar y analizar qué es lo mejor”, prosiguió al respecto. “El fútbol no puede echarme a mí. Llegará un momento en el que tenga que tomar una decisión, pero ni me van a echar cuatro periodistas ni cuatro opiniones. Me voy a ir yo con la conciencia muy tranquila de haber hecho lo que creo mejor que he podido hacer, ser portero”, comentó.
Por otro lado, confesó que se vio forzado a participar en el ‘Periscope’ de Gerard Piqué porque “no sabía nada” y le pilló un poco “a traición”. “Si le dices que no se pone más pesado y al final te quiere sacar en cualquier momento”, recalcó, al tiempo que subrayó que ha tenido una buena relación con “casi todos” los jugadores del FC Barcelona, pero que “con otros no tanto” y que hace “un par de meses” habló con Xavi, uno de sus mejores amigos del club azulgrana y que éste está “muy a gusto” en una “etapa nueva de su vida”.
A nivel de clubes, Casillas aseguró que le va “muy bien” en su primer año en el Oporto, pero que le gustaría que le fuese “mejor”. “Quedan siete jornadas y tenemos que seguir en la lucha por la Liga. Nos hemos metido en la final de Copa, que para nosotros es importante porque siendo un equipo fuerte en Portugal hace dos años que no logramos un título y si lo conseguimos sería importante”, señaló.
Sin embargo, Iker Casillas también en Portugal se siente “constantemente” examinado en cada partido, pero que lo considera “ley de vida”.

“De Gea es el presente y el futuro del fútbol español”