Ucrania reanuda el diálogo con la Unión Europea, pero exige nuevas condiciones para asociarse

Varios policías antidisturbios se enfrentan a los manifestantes en Kiev para intentar quitar una barricada efe
|

El presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, anunció ayer la inminente reanudación de las negociaciones con la Unión Europea para firmar un acuerdo de asociación.
“Tan pronto como logremos entendernos y alcancemos dicho compromiso, estamparemos la firma. Si Ucrania abre su mercado (a la UE), es necesario saber en qué condiciones. ¿A cambio de qué? ¿Habrá compensaciones? ¿Cuáles?”, preguntó Yanukovich.
Además de encargar al Gobierno que elabore antes de la cumbre UE-Ucrania de marzo de 2014 un programa para “minimizar los riesgos” de la asociación, adelantó el inminente viaje a Bruselas de su viceprimer ministro, Serguei Arbuzov.
“El objetivo es muy simple. Queremos recibir unas condiciones que satisfagan a día de hoy a Ucrania, a los productores y al pueblo ucranianos”, dijo, y agregó que “debemos proteger el mercado agrícola”.
Yanukovich hizo estas declaraciones antes de reunirse durante varias horas en Kiev con Catherine Ashton, la jefa de la diplomacia de la UE, que tachó de inadmisible que un país exija compensaciones a cambio de la asociación.
Ashton viajó a Kiev para reunirse con las autoridades, a las que instará a renunciar al uso de la fuerza contra los manifestantes pacíficos, de la oposición y la sociedad civil, que aún llenan la plaza principal de Kiev.
Mientras, la secretaria adjunta de EEUU para Asuntos Europeos, Victoria Nuland, se reunía con los principales líderes de la oposición en la Casa de los Sindicatos, que está tomada por los activistas desde hace más de una semana.
Los opositores siguen concentrados en la Plaza de la Independencia, conocida popularmente como Euromaidán (Maidán es plaza en ucraniano), el último baluarte del movimiento de protesta, ya que solo un centenar de irreductibles resisten en el edificio del Ayuntamiento.
La plaza ha visto incrementado su número de inquilinos, ya que el lunes la Policía dispersó a los cientos de activistas que bloqueaban con barricadas el acceso al Gobierno –que pudo reanudar ayer plenamente sus funciones–, quienes se retiraron hacia el Maidán.
Por otro lado, la Comisión Europea consideró una especulación sin fundamento el coste que supuestamente supondría para Ucrania la firma de un acuerdo de asociación con la Unión Europea y recordó que el bloque está dispuesto a ofrecer importantes ayudas para la modernización del país. 

Ucrania reanuda el diálogo con la Unión Europea, pero exige nuevas condiciones para asociarse