Envían a un centro turco a las yihadistas españolas detenidas en la frontera siria

|

Las dos mujeres de nacionalidad española pertenecientes al Daesh y detenidas en la frontera entre Turquía y Siria cuando viajaban hacia Europa junto con los hijos de ambas, fueron enviadas a un centro de detención turco a la espera de su entrega a España, que se prolongará al menos un mes, según informaron fuentes de la investigación.
Fátima Akil Laghmich y Asia Ahmed Mohamed, de 21 y 26 años, pasaron ayer su primera comparecencia ante un juez, que confirmó sus identidades y les informó de la reclamación de España en su contra. Las autoridades judiciales de Turquía ordenaron su internamiento junto a los niños, de corta edad, mientras se tramita la extradición.
Así, las dos mujeres, arrestadas en aplicación de una Orden Europea de Detención, permanecerán en territorio turco durante las próximas semanas, a pesar de los intentos para agilizar su paso a disposición de las autoridades españolas. Las citadas fuentes dan por descartada la posibilidad de que las dos mujeres sean expulsadas de Turquía y detenidas por la Guardia Civil para agilizar los trámites. La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó a la Guardia Civil nuevos informes sobre sus vínculos en los últimos meses, en los que permanecieron en el epicentro del territorio controlado por el Daesh e incardinadas en sus estructuras.  Ambas habían partido desde Ceuta hacia Siria en 2014 en compañía de sus esposos. Assia Ahmed, es la viuda del yihadista de origen marroquí Mohamed Hamaduch, también llamado Kokito Castillejos, y conocido por la extrema dureza de las imágenes que difundía en internet, donde llegó a posar con cinco cabezas cortadas.
Kokito Castillejos se casó con esta joven ceutí y ambos viajaron hasta el territorio dominado por el Estado Islámico. En Siria nació el hijo de ambos, el considerado como primer niño español nacido en el Califato. Las fuerzas de seguridad españolas lo dieron por muerto en Siria en 2015.
Por su parte, Fátima Akil Laghmich, de 21, estaba casada con otro combatiente del Daesh también fallecido, Mourad Kadi. Las mujeres eran integrantes del Daesh y sus maridos “destacados yihadistas con decenas de asesinatos”, según Interior. n

Envían a un centro turco a las yihadistas españolas detenidas en la frontera siria