El Barça también cae en San Mamés y Muniain aprieta el torneo liguero

GRA204. BILBAO, 01/12/2013.- El centrocampista del FC Barcelona Andrés Iniesta (i) pasa un balón ante Mikel Rico (d), del Athletic de Bilbao, durante el partido de Liga en Primera División disputado esta noche en el estadio de San Mam
|

El Barcelona tampoco ganó ayer en el nuevo San Mamés, un campo en el que el Athletic Club todavía no conoce la derrota, y el gol de Iker Muniain que le dio ayer la victoria al equipo vasco apretó enormemente la cabeza de la Liga.
El Barça del Tata Martino encajó su primera derrota en Liga, la segunda consecutiva tras la del pasado miércoles en Amsterdam, pero todavía continúa líder en la tabla clasificatoria. Aunque ya se ve empatado con el Atlético de Madrid y con el Real Madrid a solo tres puntos de distancia.
Al Athletic de Ernesto Valverde el triunfo de ayer le mete en posiciones de Liga de Campeones, que había intentado asaltar en tres ocasiones anteriores esta temporada sin éxito y en las que se ve a estas alturas de curso por primera vez en diez años.
Muniain decidió el choque con un tanto que premió el esfuerzo, el tesón, la intensidad y la presión que puso su equipo durante todo el partido y que escenificó Andoni Iraola en la gestión del tanto. El lateral internacional abrió sobre Markel Susaeta y el extremo centró para que el navarro, llegando desde la izquierda y casi al unísono con Gaizka Toquero, batiese a José Manuel Pinto.
El encuentro, no obstante, tuvo otra jugada clave. Una acción de Ander Iturraspe sobre Neymar al borde del área en el minuto 58 sancionada por el árbitro pero sin expulsar al centrocampista vizcaíno.
Comenzó imponiéndose la presión con la que buscaba el Athletic al Barcelona y ello le dio una buena opción a Susaeta tras un centro desde la izquierda de Muniain que no supo despejar bien Adriano. Al extremo local se le echó encima un balón que no esperaba, pero que era de oro.
Llegando al primer cuarto de hora empezó a carburar como acostumbra el Barça, que se pasó un buen rato con todo el equipo en campo rival. Hubo varios disparos de los azulgrana, pero sin fortuna.
Una segunda ocasión rojiblanca levantó al Athletic de su letargo ofensivo, que no de trabajo y entrega, que tuvo a raudales.
El Barça intentó hacerse con la posesión a través de la pausa y combinaciones a balones largos en busca de sus extremos, Alexis y Neymar, apagados, y el Athletic incomodar al Barcelona con una fuerte presión hasta Pinto.

Intensificó la presión
El Athletic intensificó la presión, le hizo pasar unos minutos malos al Barça y además se adelantó en el marcador. Iraola peleó un balón divido, se lo llevó y lo abrió para Susaeta, que centró para que Muniain, casi al alimón con Toquero, abriese el marcador.
Acusó el golpe el Barcelona y se creció el Athletic que tuvo otras dos ocasiones para ampliar diferencias, pero el marcador ya no se movió más.

El Barça también cae en San Mamés y Muniain aprieta el torneo liguero