La carrera de orientación de la FLO llena Bens de pequeños deportistas

|

El parque de Bens era ayer correteos, risas y gestos de satisfacción de los participantes en la carrera de orientación organizada por el Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa con motivo del Días de las Fuerzas Armadas.
Ciento cincuenta niños recorrieron, mapa en mano, el trazado circular que les llevaba por una veintena de puntos de control hasta la meta. Con la bandera de España pintada en la cara o –los más metidos en el papel– con maquillaje de camuflaje, en grupo de amigos o acompañados por padres o abuelos, buscaron las balizas que acreditaban su paso por el recorrido y superaron las más variadas pruebas físicas.
Inspirados en auténticos entrenamientos militares, los ejercicios, adaptados a los menores, iban desde el disparo de precisión con piezas de madera que tenían que impactar en barriles a pasos de obstáculos, como un circuito de neumáticos o un tubo (túnel) que se atravesaba reptando. Un muro de cuerdas que se superaba trepando y, especialmente, la simulación del paso de un río sobre una cinta por la que los pequeños tenían que arrastrarse eran dos de las pruebas de mayor dificultad. Aun así, todos terminaron la mañana con diplomas y medallas. La primera, por tercer año consecutivo –aunque la cita no era una competición–, Nereida Carrera, que con siete años ya es toda una experta en la actividad.
Sonrientes y con energía desbordante, los niños –y sus acompañantes– disfrutaron de una jornada de deporte al aire libre y conocieron un poco más de cerca la preparación de los militares. Misión cumplida. l

La carrera de orientación de la FLO llena Bens de pequeños deportistas