El Ayuntamiento incumple por cuarto mes consecutivo el pago a proveedores

|

Por cuatro mes consecutivo, el Ayuntamiento coruñés ha incumplido el plazo máximo marcado por la Ley de Morosidad para el pago a los proveedores. Los datos hechos públicos por el Consistorio desvelan que en septiembre, el Gobierno de la Marea necesitó una media de 47,81 días para saldar sus facturas, casi el mismo tiempo que el mes anterior, cuando fue de 48,18.
El aumento en los plazos de abono de las facturas ha sido una constante desde la llegada de Marea Atlántica a María Pita, a la que cada vez le resulta más difícil cumplir sus obligaciones comerciales: en junio realizó los pagos en 28,24 días de media, que pasaron a ser 34,22 días un mes después, 38,69 en agosto hasta llegar a los 48,18 que necesitó en septiembre para ponerse al día con los proveedores. 
Es la primera vez desde que se estableció este sistema de control financiero que el Ayuntamiento herculino suma tres meses consecutivos en los que le hicieron falta más de treinta días para responder a las facturas. Hasta julio, el Período Medio de Pago (PMP) a proveedores se había incumplido en tres ocasiones. En septiembre de 2014, fecha en la que se estableció el cálculo del PMP (44,84 días), al mes siguiente (39,71 días) y en enero de este año (31 días), coincidiendo con la implantación del gestor de facturas electrónicas en el que cada proveedor municipal debía darse de alta, en un proceso que resultó más lento de lo esperado.
El primer mes que tuvo que hacer frente a las facturas comerciales municipales, el equipo de Xulio Ferreiro argumentó que tanto el interventor municipal como la tesorera habían alertado en un informe fechado el 9 de junio de que era previsible un incumplimiento de los treinta días fijados para los abonos, ya que, indicaba ese informe, el gasto proyectado era mucho mayor que los ingresos previstos. 
Para solventar esa situación, el actual Gobierno municipal contrató un préstamo de 11 millones de euros, a un interés del 0,39% y que tendrá que devolver en un máximo de un año, gracias al que calculaba que “en unos meses” podría volver a cumplir con el plazo de pago a proveedores. La Marea insiste en esta vía con la ampliación del préstamo municipal aprobada en el pleno extraordinario del lunes, ya que indicó que parte del nuevo crédito prevé destinarlo a estas obligaciones comerciales.
 

El Ayuntamiento incumple por cuarto mes consecutivo el pago a proveedores