Unas 200 personas claman “xustiza” para Alu Ibérica en las calles coruñesas

Los empleados de Alu Ibérica, en el transcurso de su marcha de ayer hasta el Ayuntamiento | pedro puig
|

En la jornada número 22 de la huelga indefinida de los trabajadores de Alu Ibérica, estos volvieron a marchar por la ciudad, en esta ocasión hasta la plaza de María Pita. Unas 200 personas iniciaron su recorrido ante la factoría coruñesa para reclamar “xustiza” para los trabajadores y la situación que se vive en la planta alumínica.

El objetivo principal era, de nuevo, pedir que las administraciones tomen parte en la situación actual, en este caso concreto se dirigían a la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey.

Entre las peticiones, la readmisión de la compañera despedida y la intervención temporal de la fábrica, ya que consideran que el proceso de venta, primero de Alcoa a Parter, y después al grupo Riesgo, es una estafa.

Hace tan solo unos días, la Xunta anunciaba que la actual dirección de Alu Ibérica aceptaba sentarse en una reunión de mediación. Algo que ya se ha hecho, igual que el comité también se ha sentado con el Gobierno autonómico. Por el momento no han querido que trasciendan más datos, “porque hai que darlle esa oportunidade á mediación”, explicaba el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Corbacho, tras la marcha, y añadía que espera que sirva para “acercar posturas”.

Como vienen haciendo hasta ahora, reclaman una “intervención temporal” que salve la empresa y la dote de un “percorrido industrial”. Esto último “é obrigación do Goberno, obrigación das comunidades autónomas e obrigación do Concello”, apelaba el presidente del comité, y también los trabajadores que marcharon ayer, que ofrecieron cánticos para los tres estamentos gubernamentales. “A situación que vivimos, estámola a vivir porque nos empuxou a ela o propio Goberno”, añadía Corbacho.

Transcurso y recibimiento

La marcha por la ciudad transcurrió por las calles del centro sin producir problemas graves al tráfico, tal y como explicaban fuentes de la Policía Local, que cifraban a los participantes en unas 160 personas.

Los trabajadores se encontraron por el camino el apoyo de los bomberos, que hicieron sonar sus sirenas para ellos, de los vecinos y de los coruñeses que pasaban la mañana en La Marina, que los recibieron con aplausos.

Unas 200 personas claman “xustiza” para Alu Ibérica en las calles coruñesas