Génova reprocha que De Toledo se despida de forma “no elegante”

La exportavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ofrece una declaración pública en el exterior del Congreso el día en que el presidente del PP Pablo Casado ha nombrado a Cuca Gamarra como nueva portav
|

La dirección del PP lamentó ayer que la portavoz del partido en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, haya decidido despedirse de su cargo de manera “no elegante”, en referencia a su comparecencia ante los medios en la que reprochó al líder del partido, Pablo Casado, su destitución.

Según manifestaron fuentes de Génova, Álvarez de Toledo qued´p “retratada” con sus declaraciones de este lunes y “no ha sido elegante” en su intervención, en la que recriminó las “desdichadas” causas de su relevo y aseguró que es “perjudicial” para el partido, entre otras cuestiones.

Desde el PP se le ofreció formar parte de la Fundación Concordia y Libertad para que siguiera colaborando con el partido, tal y como la víspera expresó Casado, quien manifestó su deseo de que continúe contribuyendo al proyecto del partido. Álvarez de Toledo, sin embargo, dijo el lunes que aún no había decidido sobre su futuro.

La decisión de destituirla de su puesto en pleno mes de agosto fue “meditada” y vino motivada por la constatación de que había dejado de ser portavoz del grupo para ser “portavoz de sí misma”, según manifestaron las mismas fuentes, que se refirieron a cuestiones como la del rey emérito.

Pero también a su apuesta por un Gobierno de concentración, que no era compartida por el presidente del PP, o las decisiones sobre la asesoría del grupo parlamentario popular, al oponerse al relevo de Gabriel Elorriaga de este puesto cuando pasó a ocupar su escaño como diputado.

La destitución de Álvarez de Toledo va acompañada de otros cambios en la cúpula del partido para “fortalecer el perfil de gestión y de alternativa responsable” del PP, explican desde Génova, por lo que se optó por perfiles “serios que han demostrado que funcionan”, como Cuca Gamarra, que será la portavoz parlamentaria.

 

No implica acuerdos con PSOE

No obstante, el viraje que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, quiere imprimir al rumbo del partido con la destitución de la portavoz parlamentaria y la integración en la dirección de perfiles más “moderados” no implica acuerdos con el PSOE, sino reforzar el perfil de gestión y de alternativa de Gobierno.

De momento, no hay “nada” sobre posibles negociaciones con el PSOE en asuntos como los presupuestos o la renovación de los órganos judiciales, según fuentes de la dirección, en los que no vislumbran acuerdos pese a las declaraciones de Álvarez de Toledo.

En su intervención, manifestó que uno de los motivos de su destitución era su “actitud” ante estas negociaciones de cara a la nueva etapa política y el hecho de que ella no es “partidaria” de un pacto sobre la justicia.

Pero desde el PP, aseguran que respecto a los presupuestos “todo sigue igual”, aunque insisten en que son “incompatibles” con los de Podemos.  Solo si el presidente del Gobierno plantea algo “razonable” lo estudiarán, afirman.

Génova reprocha que De Toledo se despida de forma “no elegante”