Curtis se une para intentar paralizar el desahucio de una anciana y sus hijos

|

Los anuncios de buenas prácticas para las entidades bancarias y las modificaciones legislativas no han podido evitar que la “crisis de los desahucios” llegue hasta Curtis. La administración municipal ha desplegado todos los recursos a su alcance para evitar el desalojo de una familia de Foxado. La corporación en pleno ha resuelto iniciar las acciones necesarias para paralizar la posesión de la vivienda dictada por el Juzgado de Betanzos e impedir el lanzamiento de una anciana de 84 años y sus dos hijos de 56.

Para empezar, el Ayuntamiento de Curtis ha llegado hasta la entidad bancaria y su asesoría jurídica, a los que ha remitido un certificado del acuerdo adoptado por PP, PSOE y BNG “ante a crítica situación desta familia”, resumió el alcalde de la localidad, el popular Javier Caínzos Vázquez.

La mujer, dependiente reconocida, y los dos hombres, uno de los cuales presenta una minusvalía del 33%, carecen de más ingresos que la pensión de la octogenaria, pues hace solo un año, como consecuencia de otra ejecución hipotecaria, perdieron la explotación ganadera que trabajaban, en las inmediaciones de la casa, en el lugar de Abeledo.

 

“Situación Crítica”

En Curtis apuntan a una “situación crítica” de la que la madre ni siquiera es consciente y que los hijos son incapaces de solucionar debido a la enfermedad y a sus dificultades de inserción laboral, que los aboca a una vulnerabilidad extrema cuyas consecuencias serían dramáticas si salen de la vivienda familiar de Foxado.

Así, los vecinos no se explican cómo los hombres, que firmaron varias operaciones de crédito para ampliar la granja, llegaron hasta una oficina de Bankia en Ferrol. “Era unha casa grande”, señala uno de los residentes en esta pequeña aldea de Curtis.

La propuesta de la administración municipal, cuyo departamento de Servicios Sociales atiende desde hace un par de años a la anciana, plantea a la financiera la firma de un contrato de alquiler del inmueble con una renta simbólica o social a cambio de paralizar el desalojo fijado para el próximo 25 de febrero a las 12.00. Es la tercera vez que el Ayuntamiento de Curtis interviene para evitar el desahucio de esta familia de Foxado.

Curtis se une para intentar paralizar el desahucio de una anciana y sus hijos