Jordi Mollà reivindica el "arte de la calle" con una muestra en Londres

Fotografía facilitada por la Galería Coll and Cortés de una de las obras que se muestran en la exposición del actor Jordi Mollá "20 emociones en 20 segundos" realizada en exclusiva para el "Starlite Festival" de Marbella
|

  El actor español Jordi Mollà inauguró hoy en Londres una muestra de pintura en la que decora obras clásicas con grafitis para reivindicar que "el arte de la calle ha llegado a grandes salones de gente con mucho dinero".

La exposición "The Living Room Art", formada por cerca de una veintena de obras, se podrá visitar hasta el próximo 12 de octubre en la galería española Coll & Cortés en Londres, ciudad que le rinde homenaje también estos días en el Festival de Cine Español por su trayectoria cinematográfica.

En una entrevista con Efe, el actor catalán explicó que la muestra contiene lienzos de gran tamaño en los que utiliza un cuadro clásico como base para posteriormente "tunearlo", no con voluntad de desvirtuarlo, señaló, sino solo para reivindicar que el arte callejero también interesa a los "grandes coleccionistas".

Además, en la planta inferior de la galería londinense se pueden contemplar, colgados de unas pinzas, varios papeles de pared decorados con motivos florales o clasicistas, sobre los que Mollà ha dibujado grafitis.

El actor catalán, de 45 años, también ha llevado a Londres libros sobre los que él ha pintado de autores que admira, como el pintor español Antoni Tàpies, ya que, según señaló, "el libro es un objeto fetiche, un objeto único que no pertenece a una serie".

Mollà, un hombre polifacético que recientemente ha estrenado la película "Riddick" junto al estadounidense Vin Diesel, explicó que, además de ser actor, le apasiona el arte y la escritura, y confesó que su sueño sería tener un equipo de veinte personas para producir cuadros, guiones y bandas sonoras.

El catalán, que dijo tener mucha creatividad "incluso para hacer un huevo frito o dar un paseo", ha presentado su obra pictórica por primera vez en Londres, donde ahora está rodando la película "The heart of the sea", de Ron Howard, sobre la ballena Moby Dick.

Así, destacó que ambas aficiones -la pintura y el cine- tienen en común la creatividad, que él describe como "una forma de vivir", y que "un día sin creatividad es un día tirado a la basura".

Su próxima parada será Miami (Estados Unidos), donde quiere hacer una o dos exposiciones en alguna galería de arte "o quizá en alguna pizzería", ya que, según dijo, allí aprendió que "el arte debe ser más democrático y no solo las galerías son importantes".

Con motivo del homenaje que ha recibido en el Festival de Cine Español en Londres, Mollà ha podido mostrar al público británico algunas de sus producciones más conocidas, como el cortometraje "Walter Peralta", que dirigió en 1993, y la película de Bigas Lunas "Jamón, jamón", en la que compartió cartel con Javier Bardem y Penélope Cruz.

Jordi Mollà reivindica el "arte de la calle" con una muestra en Londres