El PP promoverá caras nuevas en sus direcciones regionales

Cifuentes interviene en un pleno de la Comunidad de Madrid aec
|

El PP abrirá en 2017 un proceso congresual que llevará nuevas caras a algunas direcciones territoriales del partido. Frente a un congreso nacional que se prevé continuista y con poca renovación en su cúpula, el partido moverá banquillo en los cónclaves regionales, con liderazgos nuevos previsiblemente en feudos como Aragón, Baleares, La Rioja o Castilla y León.
Los cambios se podrán extender a más regiones, ya que habrá que ver si históricos dirigentes como Ramón Luis Valcárcel (Murcia) sigue pilotando el PP en sus comunidad o si Pablo Zalba, actual presidente de la gestora del PP navarro continúa al frente de los “populares” en la comunidad foral o se centra en su nuevo puesto en el ICO.
En la Comunidad de Madrid todo apunta a que Cristina Cifuentes, actual presidenta de la gestora, optará a liderar el PP madrileño y, de la misma manera, se prevé que en Canarias Asier Antona –que en abril tomó las riendas del partido tras la marcha del ministro José Manuel Soria– logre el aval del PP canario su congreso regional.
Por lo tanto, los congresos regionales y provinciales –todos ellos se celebrarán antes del verano– abrirán la puerta a una renovación generacional en muchos territorios, con la previsible salida de veteranos dirigentes como Luisa Fernanda Rudi, Juan Vicente Herrera, Pedro Sanz, o Valcárcel. En estas tres últimas comunidades, Castilla y León, La Rioja y Murcia, el PP perdió su mayoría absoluta en 2015 y sigue gobernando gracias al apoyo de Ciudadanos (C’s).

adiós a herrera y rudi
En las filas del PP dan casi por seguro que Herrera no optara a la reelección del partido en Castilla y León, pero tras la dimisión hace tres meses de su vicepresidenta en el Ejecutivo autonómico Rosa Valdeón, no hay perfilado un sucesor claro. En las quinielas aparecen nombres como los alcaldes de León y Salamanca, Antonio Silván o Alfonso Fernández Mañueco, pero hay prudencia.
En Aragón, Luisa Fernanda Rudi, actual senadora y presidenta de la comisión organizadora del Congreso Nacional, ya confirmó tras los comicios de 2015 que no optaría a la reelección ni sería portavoz en el Parlamento. Ella comentó en más de una ocasión que no tiene “delfines” y entre los posibles sucesores aparecen nombres como el de Luis María Beamonte, que fue presidente de la Diputación de Zaragoza.
En el caso de La Rioja, se prevé que Pedro Sanz, ahora vicepresidente en el Senado, deje la presidencia. Todo apunta a que el presidente autonómico, José Ignacio Ceniceros, optará a ese cargo.
En Murcia, se da por hecho que Valcárcel, actualmente eurodiputado, pasará el testigo al presidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez. Este viernes el juzgado número uno de Lorca pidió al Superior de Justicia de Murcia que investigue a Sánchez por el caso “Auditorio”.

El PP promoverá caras nuevas en sus direcciones regionales