Unas cámaras “cazarán” a los coches que circulen por las calles peatonales

los operarios instalan las cámaras en avenida de o balneario pedro puig
|

La Policía de Arteixo se valdrá de la vigilancia vía cámara para detectar a los infractores que circulen por las calles peatonales de la capital del municipio. Unos operarios se encargaron de instalar el pasado jueves la infraestructura que comenzará a funcionar “en un par de días”, explica el concejal de Seguridad Ciudadana, José María Novo.

El responsable del área señala que el nuevo sistema se ha instalado “sin afán recaudatorio”, un punto que subraya y recuerda que no se empezará a multar de forma inmediata.

Seguridad Ciudadana subraya que no existe
“afán recaudatorio”

“Buscamos concienciar a la gente, porque hay que ser más cívico”, sentencia Novo. En este punto, el edil explica que han detectado que muchos coches circulan por estas calles peatonales, cuando solo está permitido el tráfico rodado para acceder a los garajes.

“Es una zona en la que pasea mucha gente y hay niños jugando y es peligroso que pasen los coches”, expone Novo, que espera que las cámaras aporten un carácter disuasorio.

 

ÁRea de influencia

Las cámaras vigilarán la avenida de O Balneario y desde allí, las vías de Alcalde Generoso González Mes y Alcalde Francisco Pérez. Unas vías en las que se prohibió la circulación hace un año.

Novo espera que una vez que las cámaras estén operativas al 100% puedan gestionar las multas de manera telemática.

A mayores, el responsable de Seguridad Ciudadana también afirma que una vez que comprueben la operatividad de este sistema, estudiarán la posibilidad de llevarlo a otros puntos del municipio.

Este mecanismo seguirá los mismos pasos que la cámara que vigila que los vehículos no pasen el semáforo en rojo en la travesía de Meicende, a la altura de Novagalicia Banco.

De hecho, este sistema llegó a detectar a más de cien coches que se saltaron la señal luminosa en quince días. En ese momento, Novo indicaba que no se había puesto ninguna sanción a pesar de la gran cantidad de vehículos infractores y, su intención, es llevar este sistema tanto a Arteixo como a Vilarrodís.

 

Unas cámaras “cazarán” a los coches que circulen por las calles peatonales