Rechazo unánime de las autoridades gallegas a la posible venta de Meirás

En 2008, la Xunta declaró Bien de Interés Cultural el Pazo de Meirás, que como tal debe abrir sus puertas cuatro días al mes | Archivo EC
|

La pretensión de los siete nietos de Francisco Franco de poner en venta el pazo de Meirás cuando aún no se han cumplido dos meses de la muerte de su madre no ha convencido a nadie en Galicia.
Según las informaciones publicadas por distintos medios, los herederos, encabezados por Carmen Martínez-Bordiú y Francis Franco, han decidido desprenderse de la propiedad por unos ocho millones de euros, pero la Xunta, a la que le corresponde un derecho de tanteo por tratarse de un BIC (Bien de Interés Cultural) negó conocer este propósito: “Non hai ningunha constancia nin ningunha comunicación formal nin informal por parte da familia coa Consellería de Cultura sobre o desexo de vender o pazo de Meirás”, informaron desde el área de Román Rodríguez.
El diario ABC, que pudo confirmar el inicio de los trámites, señala que “el entorno del dictador ya habría solicitado la tasación”, si bien aún no habría puesto precio a la propiedad, entregada al general en 1938.
En este momento, las autoridades investigan el proceso por el que un grupo de afines adquirió el pazo, que perteneció a Emilia Pardo Bazán, para obsequiar como “regalo del pueblo” a Franco.

Investigación
En cualquier caso, a la espera de las conclusiones, la Xunta incidió en que “a vontade política de Galicia manifestada no acordo parlamentario do pasado 27 de setembro de 2017, céntrase en procurar incorporar ao patrimonio público a propiedade das Torres de Meirás, sen que a dita incorporación ao patrimonio público implique un novo custo para o pobo de Galicia, que xa o asumiu no ano 1938”, señala Cultura. Considera, además, que el acordo “reflexa o sentir xeral da sociedade galega de non pagarlle por este inmoble” a los heredederos.
También la Diputación de A Coruña, a través de su vicepresidenta, Goretti Sanmartín, mostró su absoluto rechazo al planteamiento porque considera que quieren “librarse dun ben conseguido de maneira ilícita”, de “unha propiedade que é resultado do saqueo ao pobo galego e que é o centro dunha demanda social” más viva que nunca en Galicia.
En un comunicado, señala que el anuncio es la “constatación de que los trabajos de la junta pro devolución del pazo –que investiga las condiciones de transmisión de propiedad– van por buen camino”, declaró Sanmartín.
Con todo, el presidente de la comisión de expertos que analiza la incorporación al patrimonio público de Meirás, Xosé Manuel Núñez Seixas, advirtió de que si se vendiese, los compradores tendrían las mismas “cargas” legales que las que tienen sus herederos actualmente, incluyendo si se declara nula la forma en que se adquirió el inmueble por parte de la familia Franco.

Rechazo unánime de las autoridades gallegas a la posible venta de Meirás