“Me siento un referente, una medalla fomenta muchas cosas”

|

Lidia Valentín, principal figura en la actualidad de la halterofilia española, se siente “un referente” tanto para hombres como para mujeres en un deporte donde cree que se están “haciendo las cosas muy bien” y hay “buena cantera”, pero en el que también es necesario impulsar más la base.
“Siento que las niñas que comienzan me lo dicen, que quieren ser como yo, ir a unos Juegos Olímpicos y conseguir una medalla europea o mundial. Todo eso es muy gratificante”, subrayó la deportista berciana.
Lidia ve “muy bien a la halterofilia española. Mis compañeros del Campeonato júnior y sub-23 con doce medallas y hay muy buena cantera. Se están haciendo las cosas muy bien, tanto a nivel de Federación como a nivel de entrenadores y obviamente, cuando hay un referente y hay una persona que es la imagen, por así decirlo, del deporte, hace que la gente pueda llegar a creer y decir ésta ha conseguido ser una medallista olímpica, mundial o europea y yo también quiero. Al final una medalla fomenta muchas cosas”, manifestó.
De todos modos, la medallista de bronce en los Juegos de Río reconoció que “haría falta impulsar más el deporte de base. Hacen falta entrenadores dedicados al cien por cien porque casi todos se dedican de forma altruista. Lo hacen porque adoran este deporte y porque han sido levantadores. Tienen sus trabajos y dedican su tiempo sin ningún beneficio económico a entrenar a chiquillos. Entonces, tú no tienes la misma capacidad para conseguir futuros talentos, al final lo tienes como segunda opción. Como primera opción, tienes que ir a colegios a buscar futuros levantadores de élite e invertir en base”, confesó.
Por otro lado, la triple medallista olímpica confirmó que Tokio 2020 sería su “última participación cuatrienal. Quiero retirarme de la alta competición olímpica y quiero estos cuatros años disfrutarlos al máximo, de alto rendimiento y con muchas ganar de pasar este ciclo olímpico”, señaló.
Además, tras las revelaciones del ‘informe McLaren’ y las sanciones que han recibido sus rivales, lo que debería otorgarle el oro de Londres 2012 y la plata de Pekín 2008, aseguró que “se están perdiendo los valores del deporte. Es algo penoso”, dice.
Además, reconoce que “el deporte femenino se encuentra en desigualdad con el masculino. Muchas deportistas se pueden quedar o se quedan por el camino porque no tienen recursos y ayudas. muchísimos años”, sentenció la mejor haltera española de la historia. n europa press

“Me siento un referente, una medalla fomenta muchas cosas”