A juicio por provocar un fuego con un espectáculo pirotécnico

|

 A una pena similar, de nueve meses de prisión y multa de  3.214 euros, se enfrentan el administrador de una empresa pirotécnica y quien le contrató, en agosto de 2008, para un lanzamiento de fuegos artificiales durante una fiesta privada en su empresa, sita en Aranga. El espectáculo generó un incendio, que, según el fiscal, fue consecuencia de la caída de una cabeza de un cohete sobre masa forestal en una zona muy próxima al lanzamiento. Tal como planteará la acusación ante el juez de penal 1 el próximo día 16, ello se debió a que los acusados quebrantaron la prohibición de lanzar fuegos en una franja de 400 metros de distancia de terrenos forestales, y omitieron solicitar autorización al Ayuntamiento. La petición de pena incluye el pago de una indemnización de 1.700 euros a la Xunta, el coste de la extinción.

A juicio por provocar un fuego con un espectáculo pirotécnico