Justino reanima las compras de papeletas de la suerte para El Gordo en A Coruña

El Ideal Gallego-2015-11-20-007-20d2df0d
|

Con el calvo de la lotería como gran fichaje de Hijos de Rivera, Loterías y Apuestas del Estado ha tenido que conformarse con un actor principal mucho más barato para su spot publicitario de El Gordo de Navidad. Pero la historia de Justino, que más que una Estrella Galicia debajo del brazo acaba con un décimo para el 22 de diciembre, no ha dejado indiferente a nadie y ha reanimado las ventas de las administraciones coruñesas tras el boom vivido durante el verano por la demanda de los turistas.
El décimo de rigor en cada parada de un viaje fue el que movió el negocio de las oficinas coruñesas desde que Onlae empezó a distribuir los billetes consignados por A Coruña. Tanto que a estas alturas no quedan algunos números y el destino podría querer que se marcharan lejos de aquí. Sin embargo, con la llegada del tradicional anuncio de televisión esta misma semana los loteros han comenzado a notar que los coruñeses vuelven a confiar en el azar un año más.
Es más, en general todos están convencidos de que las ventas se dispararán un poco gracias a la pandilla de Justino. Subirán “entre un 1 y un 3%” calculan en distintos negocios de la ciudad, que estos días empiezan a abarrotarse de gente ávida de invertir algún ahorrillo para que les solucione parte de la vida. 
La mayoría reconocen que el menudeo se acrecentará un poco más adelante y ahora despachan más papel para los bares, las empresas, las asociaciones de diverso cuño o los clubes deportivos. Incluso los niños venden sus tacos de participaciones para las excursiones de fin de curso. 

empresas y repeticiones
“Más o menos tenemos los mismos encargos de empresas que 2014 pero este año están viniendo muy tarde”, cuenta Juan Cantariño, del As de Oros del centro comercial Los Rosales. Los establecimientos de hostelería han distribuido entre su clientela desde hace un tiempo pero aún es ahora “cuando empiezan a pedir más, a demandar repeticiones”. Y eso que con los loteros del barrio juegan más de 600 locales. 
“El organismo oficial está diciendo que se quitan más ingresos porque ahora, al sacar décimos por máquina, cobran cada semana y ven que a estas alturas hay más recaudado”, comenta Cantariño, si bien ellos esperan que el incremento ronde solo “entre el 1 y el 3%”. 
En La Favorita, Ana García, ve un poco más de interés por parte de las compañías, por lo que de momento hay menos compradores en el establecimiento. “Si las empresas llevan sus números, la gente no tiene que venir tanto aquí”, razona, si bien recalca que pese a todo siguen siendo la administración “número uno de A Coruña y de Galicia en ventas”. Quizá sea cierto pues las terminaciones “en cinco y siete” volaron hace semanas y el 13 se terminó “a finales de agosto”. 
A Cantariño le ha ocurrido igual, pero sumándole el tres, y ahora le “quedan los números feuchos de varios ceros” y unos pocos que llevan la coletilla de “números compartidos con Doña Manolita o con La Bruixa d’Or de Sort”. 
Hay quien ha escondido algunas de las terminaciones favoritas para que los clientes habituales no se queden sin ellas y hay quien, gracias estar tocada por la suerte, no para de despachar cualquier boleto a ciegas.
María José Barca, de La Barca de Oro, es la persona a la que  hay que buscar este año pues sea ella o su familia siempre acaban repartiendo un dinerito. El año pasado fueron sus hermanas las que distribuyeron El Gordo por Carballo y eso vale mucho. 

“con otra alegría”
“Los premios se han notado pero sin ser eso parece que la gente juega con otra alegría, con otra ilusión y lo notamos mucho porque ya hemos vendido más que el año pasado a estas alturas”, revela la lotera. Dice que las compañías que durante algunos años de la crisis descartaron poner un pellizquito al alcance de sus trabajadores, lo han vuelto a hacer. 
Quién sabe si imbuídas  por el espíritu de unión del plantel de una famosa fábrica de maniquíes. Las comisiones de fiestas y los equipos de fútbol siguen la estela.
Dice el dueño de La Florida, Francisco Ramas, que el “chupinazo de salida” para que las ventas se disparen lo dio precisamente el dibujo de la Lotería.

Justino reanima las compras de papeletas de la suerte para El Gordo en A Coruña