Ucrania asegura que ve posible una invasión rusa en cualquier momento

MER04 BERLÍN (ALEMANIA), 25/04/2014. La canciller alemana, Angela Merkel (d), y el primer ministro polaco, Donald Tusk (i), caminan por la cancillería alemana en Berlín, Alemania, hoy, viernes 25 de abril del 2014. Tusk y Merkel se re
|

El viceministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Danylo Lubkivsky, aseguró ayer que su país se enfrenta a una posible invasión rusa “en cualquier momento” y advirtió de que Ucrania se defenderá. “Si Rusia cruza la frontera, lucharemos para defender nuestro país”, aseguró Lubkivsky en una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas.
“Hay momentos en la historia de cada nación en los que hay que defender la patria, el país y la independencia”, insistió.
El representante de Kiev subrayó, en todo caso, que la voluntad de su Gobierno es lograr una solución pacífica al conflicto e instó por ello a Moscú y a los separatistas prorrusos a retomar las negociaciones.
Según Lubkivsky, Rusia está incumpliendo los acuerdos sellados la pasada semana en Ginebra y está poniendo en peligro los principios en los que se basa la comunidad internacional.
“Esto no es solo sobre Ucrania o sobre Crimea, es sobre todos nosotros. Sobre la ONU, sobre los principios de la paz y el orden internacional”, aseguró el viceministro ucraniano. Lubkivsky agregó que la presencia de tropas rusas junto a la frontera ucraniana “pone en peligro la paz y la seguridad” e insistió en que Moscú debe retirarlas.

cooperación
El viceministro ucraniano, que visitó Washington antes de viajar a Nueva York, admitió que su Gobierno está discutiendo con países aliados una posible cooperación en el ámbito militar.
“Esto es algo bastante natural cuando tu soberanía está amenazada, buscar cualquier medio para protegerse. Y vamos a defender Ucrania de cualquier invasión”, insistió.
Lubkivsky recalcó al mismo tiempo que la “opción principal” de Kiev es lograr “una solución pacífica para el país” y “evitar cualquier derramamiento de sangre”.
Mientras, Ucrania descartó ayer un asalto a Slaviansk, en el sureste del país, y cercó con sus tropas y blindados la rebelde ciudad controlada por milicianos prorrusos para evitar que los paramilitares puedan recibir refuerzos y pertrechos.
“Destacamentos de las fuerzas especiales ucranianas han empezado la segunda fase (de la operación antiterrorista), que consiste en cercar totalmente la ciudad de Slaviansk y no permitir que lleguen refuerzos” a los milicianos, dijo en Kiev el jefe de la Administración presidencial de Ucrania, Serguéi Pashinski.
Tras una primera fase de la operación, que se saldó el jueves con cinco milicianos muertos y en la que tropas ucranianas rodearon la ciudad y destruyeron tres puestos de control levantados por los prorrusos, el Gobierno de Kiev parece apostar por un bloqueo que desgaste el apoyo popular a los paramilitares.
Por otro lado, los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, EEUU, Alemania, el Reino Unido e Italia amenazaron ayer a Rusia con la posibilidad de aplicar nuevas sanciones si no se rebaja la tensión entre Kiev y Moscú, elevada al máximo después del inicio de maniobras militares rusas en la frontera.
François Hollande, Barack Obama, Angela Merkel, David Cameron y Matteo Renzi plantearon ayer en una conversación telefónica la adopción de nuevas medidas de castigo y la necesidad de que Rusia cumpla con lo acordado en Ginebra y se abstenga de “declaraciones provocadoras y maniobras de intimidación”. “Rusia, conforme a los compromisos adoptados en Ginebra, debe contribuir a rebajar la tensión”, indicó el comunicado difundido por la Presidencia francesa, en el que se dejó constancia de la exigencia de que se respeten completamente “la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”.
Los acuerdos logrados entre Rusia, EEUU, Ucrania y la Unión Europea la semana pasada establecían el desalojo de los edificios públicos por parte de los separatistas en el este ucraniano, bajo los auspicios de enviados de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).
El pacto contemplaba también el desarme de todos los grupos ilegales en Ucrania y la amnistía de aquellos que participaron en los desórdenes registrados en el este del país sin cometer crímenes.

Ucrania asegura que ve posible una invasión rusa en cualquier momento