Ana Pastor avisa de que la Carta Magna es “de todos” y no puede hacerse solo “para algunos”

|

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, pidió prudencia en torno al debate de la reforma constitucional y avisó de que la Constitución de 1978, que fue fruto de un acuerdo “de todos” y que ayer cumple su trigésimo octavo aniversario, no puede sustituirse por otra pensada “solo por y para algunos”.
Durante su discurso en la Cámara Baja con motivo del aniversario constitucional, Pastor hizo referencia a la posibilidad de que esta legislatura pueda reformarse la Carta Magna, lo que, según defendió, requiere un debate “profundo y sosegado, abierto a la sociedad y respetuoso con los procedimientos”, y no situarse en posiciones “inmovilistas” si lo que se pretende des atender “eficazmente” las necesidades de una sociedad que evoluciona.
“Si la reforma constitucional es una posibilidad siempre abierta, la virtud de la prudencia, llamada a veces sabiduría o cordura, debe guiar los pasos de los gobernantes, pues deben responder ante los ciudadanos”, manifestó, incidiendo en que “todos han de participar en la reflexión sobre cuáles serán las necesidades de España para los siguiente cuarenta años.
Subrayó la importancia de conservar la “ambición” por seguir avanzando “juntos” y pensar que “cualquier ajuste” en el marco la convivencia ha de contar con “todos”. “No se puede modificar la Constitución al margen de la misma, ni tendría sentido que la que fue la Constitución de todos fuese sustituida por una Constitución pensada solo por y para algunos”, sentenció.

Ana Pastor avisa de que la Carta Magna es “de todos” y no puede hacerse solo “para algunos”