El número de inmigrantes se estanca en 26.000 personas debido a la crisis

|

En una comunidad autónoma como la gallega, con una natalidad tan baja, uno de los efectos más adversos de la crisis económica es la caída de la población. No solo por los jóvenes que se marchan en busca de mejores oportunidades en el extranjero, sino también por los emigrantes que llegaron hasta aquí en busca de esas mismas oportunidades y que en muchos casos tienen que marcharse después de haberlas perdido. Sin embargo, en A Coruña, las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que de 2012 a 2013, la población de origen extranjero empadronada en A Coruña subió en casi 400 personas, hasta llegar a los 26.059 individuos.
Sin embargo, las ONG interpretan estas cifras no como un ascenso moderado, sino como un estancamiento, y advierten de que este año A Coruña comenzará a perder población inmigrante. “Subir tan poco es prácticamente estar estancado ya. La gente no viene aquí y es por una razón muy simple, porque no pueden encontrar trabajo”, señalan desde Ecodesarrollo Gaia. Esta ONG trabaja con toda clase de colectivos de inmigrantes, aunque tiene también proyectos de cooperación en el África subsahariana, y reconocen que “ya no vienen senegaleses aquí”.
De hecho, según Equus Zebra, otra ONG, si la población inmigrante no ha caído ya se debe principalmente a dos fenómenos: la agrupación familiar y la inmigración nacional. “Lo que ocurre es que hay quienes por fin pueden traerse a su mujer y sus hijos aquí y lo hacen”.
En el otro extremo están los que quieren irse pero no pueden costearse el viaje y que tampoco se pueden beneficiar de las ayudas al retorno de inmigrantes porque ellos o algún miembros de su familia tiene la nacionalidad española. Por último, están los que recalan en A Coruña desde las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Aunque allí es relativamente más fácil encontrar un empleo, el coste de la vida es mayor que en A Coruña, que se convierte así en un refugio.

El número de inmigrantes se estanca en 26.000 personas debido a la crisis