“He hecho los deberes y espero que los coruñeses renueven su confianza en mí”

El Ideal Gallego-2015-11-22-007-2ad2323f
|

Javier Losada, exalcalde y actualmente senador por A Coruña, vuelve a presentarse a las elecciones generales como candidato del PSOE al Senado y lo hace “con la misma ilusión y compromiso, con los deberes hechos y con el objetivo de renovar la confianza de los coruñeses”.

¿Por qué decide volver a presentarse? 
Me presenté hace cuatro años con el compromiso de defender los intereses de A Coruña. A lo largo de este tiempo he realizado una labor de control y seguimiento de la nefasta gestión del PP. Más de 3.000 iniciativas así lo demuestran. He realizado propuestas y he estado con los vecinos, con los colectivos, trabajadores y con todos los que han pedido mi colaboración para defender sus derechos. Creo, humildemente, que he hecho los deberes, que he cumplido y por eso me vuelvo a presentar, por compromiso, porque tengo tanta ilusión y voluntad como nunca, y por eso espero que los coruñeses renueven su confianza en mí.

¿Qué opina de los discursos de renovación de ciertos partidos? 
La renovación es necesaria, pero todo en su justa medida: no se puede prescindir de la experiencia. Yo prefiero, en todo caso, hablar de ilusión y ganas, de fuerza y voluntad de trabajo, y a eso nadie me gana. En cuanto a la experiencia, creo que no estamos en condiciones de renunciar a ella. Hoy es más necesaria que nunca, y creo que esa experiencia, ese conocimiento de la ciudad, de la provincia, de los problemas y necesidades, es la que me ha permitido servir mejor a los coruñeses.

No va en primer lugar en la lista del PSOE, sino en el tercero. 
Sí, pero por el sistema de elección abierta yo entiendo que todos somos el primer candidato. Aunque algunos denigran el Senado, lo cierto es que la elección a la Cámara Alta es mucho más progresista y está más adaptada a las nuevas demandas sociales que la del Congreso. Porque la elección al Senado se hace con listas abiertas, por lo que no importa el lugar de la candidatura que uno ocupa sino el candidato. Los coruñeses pueden elegir a quién votar ocupe el lugar que ocupe. Pueden votar al 1, al 2 o al 3; pueden votar a un candidato de cada partido o pueden votar solo a un candidato. Solo tienen que marcar una “X” en la casilla del candidato que quieran. Son las listas abiertas que todos proponemos para el Congreso y que ya existen en el Senado. Creo firmemente en este sistema, porque cada coruñés vota a su candidato, al margen incluso de preferencias políticas. Y yo tengo confianza en que los coruñeses reconozcan mi trabajo y mi compromiso.

El Senado es avanzado en el sistema de elección, pero ¿se ha quedado viejo? ¿Por qué se ataca tanto su utilidad?
Sinceramente y con todo respeto hacia todas las opiniones, creo que se habla desde el desconocimiento y por interés partidista. El Senado es lo que cada uno quiera que sea. Lo que cada senador quiera. Yo he pretendido y quiero que sea una Cámara viva, ágil y útil. He formulado más de 3.000 preguntas e impulsado numerosas iniciativas que afectan directamente a los ciudadanos, a personas reales, con las que he estado: con los trabajadores de la Fábrica de Armas, la federación de vecinos, los universitarios. Creo que el Senado es una Cámara útil y que lo puede ser más si se toman medidas para ello.

¿Qué habría que cambiar?
Lo primero, habría que dejar de criticar el Senado con el único ánimo de lograr un titular. Hace unos días el líder de Podemos, Pablo Iglesias, decía que al Senado iban elefantes políticos. Yo le puedo decir que no me considero un elefante, pero tampoco una vedette que se pavonea por los platós de televisión como podría decir yo de él. Yo me considero un político comprometido, con una trayectoria que está ahí, que la conocen mis vecinos, a los que he rendido cuentas y a los que sirvo con lealtad, ilusión y la voluntad de lograr lo mejor para A Coruña. Y es a lo que me dedicaré los próximos cuatro años si renuevan su confianza en mí.

Por lo pronto, las asociaciones de vecinos le entregarán un premio el próximo fin de semana en Ourense.
Sí, me ha hecho verdadera ilusión que se reconozca mi labor y compromiso con el movimiento vecinal y con los ciudadanos. Lo agradezco y me da más fuerza para seguir trabajando en esta línea, desde el Senado, pero siempre cerca de las personas.

Por último, ¿cómo ve la ciudad de la que fue alcalde?
No acostumbro a opinar sobre actualidad municipal por respeto a la Corporación, pero puedo decir que la falta de compromiso del PP en España tiene su reflejo en A Coruña. Recortes en educación, sanidad, servicios públicos, sin soluciones al paro, sin propuestas de empleo, y dejadez hacia las grandes infraestructuras necesarias. Lo peor y más preocupante es que el PP ha demostrado que no tiene proyecto ni para España ni para A Coruña, que las obras que hacen son las que proyectamos los socialistas y que el PP lo único que ha hecho ha sido ejecutarlas al ralentí. Por eso es necesario un cambio y que Pedro Sánchez sea presidente, para cambiar el rumbo y retomar la senda del progreso.

“He hecho los deberes y espero que los coruñeses renueven su confianza en mí”