Los hosteleros de La Marina ven caer su facturación debido a las limitaciones horarias de los locales

Los establecimientos de La Marina notan un descenso de la afluencia de los clientes de más edad | patricia g. fraga
|

Las medidas implantadas por Sanidade en A Coruña ya se están notando en la economía del sector hostelero y los ánimos ahora mismo no son buenos. Es el caso de la Marina, una de las zonas de la ciudad con más establecimientos de copas y restauración. 

Allí, la restricciones en cuanto al aforo, pero sobre todo las limitaciones horarias, se están reflejando en la recaudación de los locales. “La facturación sigue descendiendo y hay establecimientos como La Tavernier, que es un local de primera copa, en los que la recaudación ronda el 20% de lo normal”, explica el presidente de la Asociación de Hosteleros de la Marina, Antón Sáez. Desde el 7 de agosto, cuando la Xunta fijó como hora de cierre las 01.00 horas y redujo el aforo al 50% en el interior de los bares, cafeterías y restaurantes. “El consumo es mucho más reducido porque sabes que te tienes que ir pronto para casa”, asegura.

Concertar citas para cenar por la zona también es una práctica que está perdiendo valor. “La restauración también se ve muy dañada porque a partir de las 23.00 horas ya nadie se sienta a cenar, y es que entre que te sientas, hablas y comes, a las 00.30 aún estás acabando de cenar y ya te tienes que levantar sin poder tomar postre o una copa”, relata Sáez.

Otro de los factores que más perjudican al sector de la hostelería es el temor a los contagios. “Se ha metido mucho miedo en el cuerpo al público mayor y todo influye. Si sumas todos los inconvenientes, está siendo un poco desastre la situación”, reconoce.

Los bonos 
En La Marina la campaña de incentivos al consumo del Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña funciona “a cuentagotas”. El presidente de los hosteleros de la zona comenta que “mucha gente no sabe usarlos, aunque sí que algún cliente habitual paga con los bonos”. Aún así, Antón Sáez recalca que el problema de la hostelería “no es económico en lo relativo a los clientes, sino que no apetece consumir porque te tienes que ir pronto para casa y hay mucho miedo entre la gente”. 

El TSXG ratificó la pasada semana el mantenimiento de las restricciones a la hostelería coruñesa tras la solicitud de los hosteleros para ponerle fin a la medida. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ratificó la denegación de la medida cautelar solicitada por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña en relación a las limitaciones impuestas por la Consellería de Sanidade el 7 de agosto para frenar la evolución de la situación epidemiológica derivada del Covid-19 en la comarca.

La sala de lo contencioso-administrativo acordó también, según informa el TSXG, que el recurso continúe la tramitación como una pieza ordinaria de medidas cautelares y así dar traslado de la misma a la administración autonómica para permitir “la posibilidad de hacer alegaciones”.

Los hosteleros creen que las limitaciones de aforos u horarios “restringen derechos fundamentales” que solo se podrían efectuar “en estados de sitio, alarma o excepción declarados”, afirmaba el pasado mes el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete.

Los trabajadores del sector, reprochaban que estas medidas provocan su “criminalización” y causan “miseria y ansiedad” en un sector que “lo único que intenta es sobrevivir”.

Los hosteleros de La Marina ven caer su facturación debido a las limitaciones horarias de los locales