La Xunta implica a más de 600 alumnos en su programa contra el tabaquismo

El Ideal Gallego-2015-04-28-012-fbab17fd
|

El IES Eusebio da Guarda acogió ayer la sesión de clausura del programa educativo para la prevención del tabaquismo denominado “Clases sen fume”, que está organizado por la Consellería de Sanidade en colaboración con la de Educación.
En esta edición, que llega a la número trece, participaron un total de 627 alumnos de Secundaria de trece centros educativos de la provincia repartidos en varios ayuntamientos, entre ellos el de A Coruña.
Al encuentro de ayer asistió la delegada territorial de la Xunta, Belén do Campo, quien ante un centenar de chavales estuvo acompañada por la directora del centro, Isabel Ruso, la jefa territorial de Sanidade, Cristina Pérez, su homólogo de Educación, Indalecio Cabana, y la coordinadora provincial del programa, Berta Gómez. Esta última pronunció la conferencia “Publicidade, xoves e tabaco”.
Esta iniciativa, como explica la Xunta, está dirigida a estudiantes de los dos primeros cursos de ESO –12 y 14 años–, y una vez terminadas las actividades vinculadas al programa, basadas en el compromiso individual y colectivo del aula (escolares y tutor), de no fumar durante al menos seis meses, el departamento autonómico concederá en las próximas semanas diversos galardones para premiar los proyectos del alumnado participante en las categorías de mejor actividad creativa, mejor eslogan y “Clases sen fume 2014-2015”.

carácter voluntario
A través de este proyecto se reforzará el carácter voluntario de la decisión de no fumar, se facilitará la presión de grupo positiva generada por la complicidad de un grupo de adolescentes y de un adulto, que es el tutor y, además, se fortalecerá la confianza en uno mismo y en los demás, al tiempo que se utiliza la recompensa o premio como incentivo. En este sentido, Do Campo agradeció la alta participación e implicación del alumnado y recordó que el tabaquismo “é un do maiores problemas sanitarios” a los que se enfrenta la sociedad, que tiene numerosas repercusiones en la salud “que en moitos casos non se aprecian no curto prazo”.
“O coidado da saúde, da propia e da dos demais, é responsabilidade de todos”, añadió Belén do Campo, quien destacó que, para eso, “é preciso estar ben informados e saber utilizar os recursos dispoñibles”. Por último, para la delegada territorial, “o máis valioso” de la experiencia es que los participantes “tiveron a oportunidade de adquirir uns coñecementos que lles reafirmarán na decisión de non fumar”.

La Xunta implica a más de 600 alumnos en su programa contra el tabaquismo