El repunte de coronavirus con 9.000 nuevos casos vuelve a azotar a las residencias

Agentes de la Guardia controlan los desplazamientos en la localidad riojana de Alfaro | raquel manzanares
|

La extensión de la pandemia de coronavirus, que suma 8.964 nuevos contagios, vuelve a azotar las residencias de mayores, donde se detectaron centenares de infecciones que llevaron a las autoridades a proceder a su medicalización en Andalucía. 

Según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas notificaron 3.168 en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total de contagios se eleva a 534.513, mientras que la de muertos suma 29.594, con 261 nuevos fallecimientos en los últimos 7 días. 

Un tercio de los nuevos contagios en las últimas 24 horas se registraron en la Comunidad de  Madrid, con 984 casos, comunidad que también notificó el mayor número de fallecidos (87) y el mayor porcentaje de ocupación hospitalaria (18%), seguida del País Vasco, con 370 nuevos positivos; Andalucía, con 340; Navarra, con 260; y Aragón con 208. 

La presión hospitalaria sigue muy dispar entre comunidades autónomas y Madrid se sitúa a la cabeza, con 2.508 ingresados (61 más que este lunes), lo que mantiene su tasa de ocupación en el 18%, al igual que Baleares sigue en el 13% (356), Aragón en el 12 % (473), y el País Vasco desciende una décima, al 11% (445). 

Actualmente, hay un total de 1.051 pacientes en las UCI de toda España, aunque son las madrileñas las más ocupadas (288), seguidas de Cataluña, con 149, y las de Andalucía, que anotan 120. 

Con los nuevos incrementos de contagios, la incidencia en 14 días, que se situaba este lunes en 229, aumentó en 6 puntos, hasta 236; ya que 110.996 personas recibieron un diagnóstico positivo, aunque también varía mucho en función del territorio. 

El avance de los contagios en las residencias de mayores preocupa especialmente a las autoridades y la Junta de Andalucía prepara la medicalización del centro Puerto Luz de Valdelagrana en El Puerto de Santa María (Cádiz), donde las pruebas confirmaron que 106 residentes y 23 trabajadores están contagiados. 

Hasta el momento trece residentes positivos fueron trasladados a hospitales con los síntomas provocados por el Covid-19, después de que el pasado día 31 de agosto se detectara el primer contagio en el centro en un residente que, por motivos de salud, precisaba salir a consultas externas semanalmente. 

El Gobierno de la Rioja estudia realizar test PCR a todo el personal de las residencias para proteger a la población “frágil de estos centros”, en los que 72 usuarios dieron positivo en Covid-19, 3 más que en las últimas 24 horas. 

Además, las autoridades andaluzas pasaron ayer a considerar “contagio comunitario” en vez de brotes la situación en la provincia de Málaga, con 222 hospitalizados y 30 en la UCI, por lo que aconseja a los ayuntamientos que limiten los eventos multitudinarios “a lo estrictamente necesario”. 

Para interrumpir la transmisión del coronavirus, la localidad riojana de Alfaro vive la primera de las siete jornadas de movilidad reducida, salvo los desplazamientos debidamente justificados, ya que en el municipio hay 265 casos activos de coronavirus, entre una población que no alcanza los 10.000 habitantes; y concentra un 27,5 % del total de los que existen ahora en la comunidad autónoma. 

Restricciones también sufrirán los habitantes de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) desde esta medianoche, pues el Gobierno regional de Aragón decidió confinar perimetralmente el municipio ante el aumento de los contagios de Covid-19 y se prohibirán las entradas y salidas salvo para actividades laborales, educativas o para la asistencia al médico y hospitales. 

Asimismo, el personal sanitario de la comarca leonesa de El Bierzo sufrió su primera víctima mortal por el coronavirus, con la muerte de una enfermera de 49 años de edad, tras 40 días en cuidados intensivos .

Por su parte, el director estratégico de la Atención Primaria de la Conselleria de Salud de la Generalitat, Rafa Ruiz, anunció ayer que el Govern flexibilizará las restricciones a las visitas a residencias ante la pandemia.

 En una entrevista de TV3, Ruiz indicó que el nuevo protocolo sólo restringirá las visitas a las residencias de mayores en función del estado del centro y no del entorno o la región; al tiempo que las familias podarán visitar los asilos “un mínimo de una vez por semana”.

Por su parte, Castilla La Mancha decretó medidas especiales, ante la proliferación de casos de coronavirus, en toda la provincia de Toledo durante los próximos 14 días, pudiendo prorrogarse hasta 28 días.

Entre las medidas a adoptar en todas las localidades que integran la provincia de Toledo, figura que en bares, restaurantes y establecimientos de hostelería el aforo se reducirá al 50%.

El repunte de coronavirus con 9.000 nuevos casos vuelve a azotar a las residencias