La residencia universitaria Elvira Bao estará lista a principios de 2018

Xesús Soto y Goretti Sanmartín, acompañados por los responsables de la obra, visitaron las instalaciones| patricia g. fraga
|

Las obras de la nueva residencia pública Elvira Bao para estudiantes de la Universidad de A Coruña avanzan a buen ritmo, según señaló ayer Goretti Sanmartín, vicepresidenta de la Diputación da Coruña. Sin embargo no será posible que abra sus puertas antes de que comiencen las clases en el mes de septiembre. Los técnicos prevén que las instalaciones estén listas para habitar durante el segundo quatrimestre, a comienzos del próximo año.
Esta será la primera residencia pública de la UDC y estará ubicada en el mismo edificio que el IES Calvo Sotelo, que cedió parte de su espacio para albergar 60 habitaciones de uso universitario, 30 en cada planta, todas con baño.
En total se ofrecerán 118 plazas, ya que todas las habitaciones serán dobles, menos dos, una por cada piso, que serán adaptadas para personas discapacitadas.
Ayer por la mañana la vicepresidenta da Diputación, Goretti Sanmartín, acompañada por diputado de Contratación, Patrimonio y Equipamiento, Xesús Soto, además del persoal técnico responsable da obra, visitaron las obras que albergarán las dos residencias en el centro Calvo Sotelo, la parte universitaria y la que estará dedicada a los alumnos de secundaria del IES.
Demanda histórica
“Estanse a cumprir os prazos para poder axilizar o máximo posíbel as obras de maneira que podamos iniciar o curso coa residencia do IES operativa e a universitaria moi avanzada”, explicó Goretti Sanmartín, quien además quiso recordar que “a construción da residencia responde a unha demanda histórica da comunidade universitaria e completará o mapa de equipamentos pasando páxina pola condición da Coruña como única cidade sede de Universidade que carecía de residencia pública”. Al mismo tiempo, Goretti Sanmartín, afirmó que la nueva instalación “saldará outra débeda máis, a de recoñecemento que existe con Elvira Bao, mestra que residiu neste mesmo barrio e que foi represaliada polo seu compromiso coa liberdade”.
Pese a compartir edificio, la residencia universitaria y la de los alumnos del IES Calvo Sotelo serán dos espacios autónomos, con accesos independientes. Las habitaciones destinadas a los estudiantes de UDC de la segunda planta son las que están más avanzadas, ya que para demoler el primer piso hubo que esperar a que terminase el curso escolar.

La residencia universitaria Elvira Bao estará lista a principios de 2018