La Institución Benéfico Social Padre Rubinos recibe el título de “Real”antes de su centenario

Los estudiantes de la escuela Formarte compartieron ideas con los alumnos del taller textil de Padre Rubinos | javier alborés
|

La Institución Benéfico Social Padre Rubinos ya puede presumir de ser una entidad con el título de “Real” delante. El jefe de la Casa del rey informó favorablemente en respuesta a una petición realizada desde la propia organización solidaria coruñesa. Pese a este reconocimiento tan importante, la entidad prosigue con sus proyectos habituales y ayer recibió a los estudiantes de la escuela de diseño de moda Formarte en el taller textil prelaboral.

El presidente de Padre Rubinos, Eduardo Aceña, había solicitado al rey obtener el reconocimiento de realeza para la institución que dirige y ayer hizo público que ese objetivo se ha conseguido. A fecha del pasado 26 de abril, el monarca aprobó que la entidad pase a llamarse Real Institución Benéfico Social.

Además, se ha confirmado la presencia de la reina emérita, doña Sofía, en alguno de los actos que se desarrollarán el año próximo para celebrar el centenario de vida de un organismo que vela por la protección de toda la sociedad coruñesa, especialmente de aquella en riesgo de exclusión.

La fecha concreta de la visita se aclarará una vez se vayan cerrando las citas en las que ya trabaja un comité ejecutivo presidido por el propio Aceña. Según avanzaron, hay abiertas distintas gestiones en “distintos ámbitos sectoriales y plurales”, tanto en A Coruña como a nivel nacional, para poder cerrar acciones conmemorativas de carácter social y religioso, pero también con tintes culturales y educativos.

De todas ellas recibirá información el comité de honor del centenario, formado por personalidades como la reina Sofía; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el de la Diputación, Valentín González Formoso; el alcalde, Xulio Ferreiro; el rector de la Universidad, Julio Abalde; y el presidente de la Fundación Barrié, José María Arias, entre otros.
Diseño compartido
Lejos de cesar en sus luchas cotidianas por este premio al trabajo de casi cien años, Padre Rubinos siguió desarrollando su labor con normalidad. Tanto es así que ayer mismo recibieron a un grupo de alumnos de la escuela Formarte con la que se ha firmado un acuerdo de colaboración para unir propuestas en el taller textil que forma a varios usuarios del albergue para poder incorporarse al mundo laboral.

La coordinadora del proyecto, Esther Patricio, explicó que la de ayer fue una primera toma de contacto para que desde la escuela de diseño compartan “conocimientos técnicos” y los alumnos del taller puedan mostrar el “contexto” en el que realizan su formación en materia textil.


Tras la ruta por el albergue y por el resto de las instalaciones de Padre Rubinos, ambas entidades quedaron en volver a verse a finales de mayo para poner sobre la mesa bocetos de prendas que puedan confeccionar los aprendices de la institución solidaria.

Solo telas ecológicas
Patricio concretó que algunas de las futuras diseñadoras se llevaron muestras de telas recicladas porque este es el único requisito que se ha puesto a su creatividad: el reaprovechamiento de los materiales que llegan a los contenedores de donación.
“Se han hecho tres grupos diferentes que nos harán una propuesta para niños, otra para hombre y otra para mujer”, recalcó. Será en junio cuando se presenten los prototipos de las piezas y si gustan cabría la posibilidad de sacar algunas a la venta en las dos tiendas de la institución.

La Institución Benéfico Social Padre Rubinos recibe el título de “Real”antes de su centenario