El presidente de la Interpol anuncia su dimisión tras ser detenido en China

Meng Hongwei anunció su renuncia “con efecto inmediato” | efe
|

La organización internacional de policía Interpol anunció ayer que había recibido la renuncia “con efecto inmediato” de su presidente, el chino Meng Hongwei, que ha sido detenido en China por una presunta “violación de la legislación estatal”.
“El Secretariado General de Interpol en Lyon (Francia) recibió ayer la dimisión del señor Meng Hongwei como presidente de la Interpol con efecto inmediato”, señaló el organismo en un comunicado difundido a través de Twitter. En su lugar asume de forma interina la presidencia de la organización el coreano Kim Jong Yang, hasta ahora vicepresidente senior en el Comité Ejecutivo de la Interpol.
La 87 Asamblea General del organismo, que se reunirá en Dubai del 18 al 21 de noviembre, elegirá a un nuevo presidente por los dos años que restan de mandato, hasta 2020. La Interpol recordó que su secretario general, el alemán Jurgen Stock, garantiza que la misión de la organización continuará para “ayudar a las fuerzas de seguridad en todo el mundo”. Las autoridades chinas confirmaron ayer la detención de Meng por “grave violación de la legislación estatal”, según informó el periódico “South China Morning Post”.
La pista de Meng se perdió el pasado 25 de septiembre, cuando viajó a China, tras lo cual se dejó de tener noticias suyas.
Tras varios días de silencio, la Comisión Nacional de Supervisión (el órgano anticorrupción chino) informó en un breve de la detención de que Meng, quien también fue viceministro de Seguridad Pública del Gobierno chino hasta su nombramiento como máximo responsable de la Interpol, en noviembre de 2016.
En el comunicado no se precisan las causas de la detención de Meng, ni si había vulnerado alguna de las normas del Partido Comunista, como la Comisión Nacional de Supervisión se refiere a los presuntos casos de corrupción que somete a investigación.

Temor por su seguridad
La esposa de Meng, Grace, expresó ayer en Lyon su temor por la seguridad de su marido, de quien dijo que cree que se encuentra en peligro, y pidió la ayuda de la comunidad internacional para aclarar su paradero.
Grace Meng explicó que recibió dos mensajes SMS inquietantes de su marido el pasado 25 de septiembre y desde entonces no tiene noticias suyas. 
En el primero, Meng le pedía que “esperase su llamada”, y más tarde llegó otro mensaje con tan solo un emoticono que representa una situación de peligro.
La fiscalía de Lyon, donde se encuentra la sede de Interpol, abrió el viernes una investigación por la desaparición de Meng, quien, según la prensa de Hong Kong, estaba siendo investigado como antiguo responsable del Gobierno chino y puede haber sido víctima de una purga interna del régimen. l

El presidente de la Interpol anuncia su dimisión tras ser detenido en China