José Basto recorre sus 40 años de trayectoria en el Club Financiero

El Ideal Gallego-2016-02-03-036-a356eaac_1
|

José Basto llega mañana por primera vez a las 20.00 horas al Club Financiero en forma de “Retrospectiva” para quedarse hasta el 29. El andaluz coge una pinceladita de cada etapa y las reúne todas para que los coruñeses mastiquen su trayectoria en un paseo por los 40 años de un pincel que arranca con realismo.
Cuenta el artista que sus primeros pasos sobre el lienzo los dio de la mano del género clásico para pasar al impresionismo e ir dejando libres a las figuras poco a poco hasta rozar lo abstracto. En sus últimos años, su impronta se va hacia los collages. Son piezas “donde voy incorporando elementos, lo que ocurre a nuestra alrededor” y el resultado  se alimenta de materiales que han tenido una primera vida. Se compone de objetos usados por la sociedad: “Una etiqueta de embalaje o maderas” sobre las que proyecta vistas aéreas. Para ello, utiliza circuitos de televisión que se asemejan a lo que se ve desde un avión. José Basto aliña su puesta en escena con la reflexión de quien se queda mirando y piensa: “¿Qué paisaje estamos creando? El creador señala que hay una gran similitud entre sus skylines con cables y la realidad: “Mi intención más que copiar a la naturaleza, imito el proceso” en una forma de hacer en la que “yo mismo me sorprendo”.
El pintor comenta que solamente se puede destruir cuando hay cosas. Es por eso que la abstracción viene siendo la eliminación de presencias, “cosas que no necesitas contar”. La obra recobra vida propia. Se expresa a través de emociones porque “más que los detalles, está la esencia”. En medio de los circuitos que simulan ser ciudades, están otros collages en los que Basto se sirve de periódicos. Titulares que enmascaran tragedias o alegrías y que hacen que sus poblaciones alcancen matices de celulosa: “Son dos formas de contar”.

José Basto recorre sus 40 años de trayectoria en el Club Financiero