Ex altos cargos del PP niegan que Carlos Fabra tuviera interés por Naranjax

Sexta sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Castellón contra Carlos Fabra y otros cuatro encausados. En la imagen, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, durante su declaraci&oacut
|

Ex altos cargos del PP y del Gobierno han negado hoy, en su declaración como testigos en el juicio al expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, que este mostrara interés o tratara de intermediar en favor de la empresa de productos fitosanitarios Naranjax.

En la sexta sesión del juicio que se sigue en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón a Carlos Fabra por tráfico de influencias, cohecho y delitos contra la Hacienda pública, han declarado 10 testigos, tres de los cuales lo han hecho por videoconferencia.

Entre ellos ha declarado el actual vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, que entonces era senador, y que ha asegurado que Carlos Fabra no le pidió que intercediera o favoreciera a la empresa Naranjax.

En cualquier caso, ha dicho González Pons, en videoconferencia desde el Congreso de los Diputados, "tampoco habría sido nada raro", porque representantes políticos y particulares se interesaban continuamente en el Senado por empresas de su región.

Además, ha agregado, Fabra "era una persona muy importante en el PP y no necesitaba dirigirse a mí" porque "tenía acceso directo a los ministros que eran en última instancia los que decidían sobre las enmiendas".

El entonces secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa, ha afirmado, también por videoconferencia, que asistió a una reunión en julio de 1999 con el ministro de Agricultura, Jesús Posada, y Carlos Fabra, pero no ha podido precisar si en el encuentro había más personas.

Costa, que ha sido preguntado hasta en tres ocasiones por el magistrado presidente si mantiene una relación de amistad con Fabra o su exesposa, ha dicho que su relación es de "respeto profesional y personal".

El exsecretario de Estado de Hacienda ha dicho que la reunión fue para tratar sobre el Punto de Inspección Fronteriza que se pretendía instalar en el Puerto de Castellón, y no recuerda si se habló de fitosanitarios, pero, en cualquier caso, ha asegurado que Carlos Fabra no se dirigió a él para interesarse por Naranjax.

Durante la sesión también ha declarado por videoconferencia el entonces senador del PP Rubén Moreno, actual diputado, quien ha dicho que Fabra "no mostró interés por Naranjax" y que el propietario de la empresa, Vicente Vilar, tampoco presentó "queja o interés" por los retrasos en la tramitación de los productos fitosanitarios.

El entonces diputado del PP Juan José Ortiz ha dicho que Carlos Fabra "no se interesó nunca" por Naranjax, sino que estaba "informado".

Ortiz ha dicho que la reunión con el ministro de Agricultura, Jesús Posada, Carlos Fabra y el entonces senador Miguel Prim, en la que también estuvo presente, se convocó a petición suya con objeto de tratar sobre el Puesto de Inspección Fronteriza, y, durante la misma, ha señalado, "Prim, que era muy conocedor del tema, preguntó cómo estaban los trámites de los fitosanitarios de Naranjax".

El exdiputado popular ha mantenido que en la reunión se informó de que días antes se había "dado luz verde" para la aprobación de uno de los productos de Naranjax, la abamectina.

Durante la sesión de hoy ha comparecido en calidad de testigo un exinspector de la Agencia Tributaria, Florentino Pellejero, quien ha relatado que se inició una inspección a Carlos Fabra y su exesposa sobre los ejercicios fiscales de 1999 a 2002 después de ponerse de manifiesto "una serie de irregularidades".

Esta investigación se inició en paralelo a la que se estaba llevando a cabo por la vía penal a instancias del juzgado de Nules, algo que, según Pellejero, se desconocía desde la Agencia Tributaria.

Finalmente la inspección administrativa concluyó que había indicios de delito penal en la declaración de Fabra en 1999.

Según la abogada del Estado, Fabra realizó en ese año 146 movimientos bancarios no justificados, y Pellejero ha constatado que "no se aportó con carácter general una explicación razonable de los múltiples ingresos en efectivo en cuentas bancarias".

Durante la sesión han declarado también empleados de banca, dos escoltas de Carlos Fabra y uno de sus chóferes, que ha dicho haber realizado ingresos en cuentas bancarias de este y haber cobrado talones "para los gastos propios" del entonces presidente de la Diputación.

Las sesiones se reanudarán el próximo martes 22 de octubre con las declaraciones de peritos.

Ex altos cargos del PP niegan que Carlos Fabra tuviera interés por Naranjax