Un matrimonio de Agra de Bregua fallece en una brutal colisión en la avenida de Finisterre

Los bomberos acudieron a excarcelar a la víctima de los restos del vehículo destrozado frente a la calle Gutemberg
|

La Nochebuena quedó marcada por el trágico accidente en el que perdió la vida un matrimonio residente en Agra de Bregua, Las víctimas, de 67 y 69 años, viajaban a bordo de su Volkswagen por la avenida de Finisterre cuando recibieron el impacto frontolateral de un Honda Civic que viajaba en dirección a la ciudad. La mujer, que ocupaba el asiento del copiloto, fue la primera en morir, mientras que su esposo falleció ya en el Hospital. Todo ocurrió a la vista de sus hijos, que les seguían en un segundo vehículo. 

El suceso, el primer accidente de tráfico mortal que se registra en lo que va de año, tuvo lugar a la altura del cruce de la calle Gutemberg con la avenida de Finisterre entorno a las nueve de la noche. Según los testimonios y los datos recogidos por la Unidad de Atestados de la Policía Local, el vehículo se detuvo en el cruce, donde se encuentra una señal de “stop”.

A esa hora, la mayor parte de los coruñeses estaban cenando en sus casas con amigos y familiares, así que la avenida de Finisterre estaba prácticamente desierta. Pero, en ese momento, en dirección entrada a la ciudad circulaba el Honda Civic con tres personas a bordo: un matrimonio y su hijo, de corta edad. Los investigadores todavía están redactando su informe pero se supone que las víctimas cruzaron en dirección a Gutemberg cuando fueron alcanzados por el otro turismo. El impacto dio de lleno en la puerta del copiloto, y ambos coches sufrieron graves daños. 

Traslado al Hospital 
Inmediatamente, los hijos que se encontraban a escasos metros, llamaron a los servicios de emergencia, y en pocos minutos acudió una ambulancia del 061, pero no pudieron sacar del habitáculo a la madre, al estar tan deformada la carrocería, por eso se solicitó la asistencia de los bomberos para liberarla. A pesar de todo, cuando los servicios de emergencia consiguieron colocarla en la camilla, ya había fallecido. Por el contrario, su marido todavía se hallaba con vida y ya había sido trasladado al Hospital, donde falleció poco después. 
Mientras esto ocurría, los agentes de Atestados interrogaron a los hijos, por tratarse de testigos,  aunque no pudieron llevar acabo un cuestionario exhaustivo debido al estado de conmoción en el que se encontraban. También practicaron el test de alcoholemia y de drogas al conductor del Honda Civic, que dio negativo. 

Las primeras impresiones apuntan a que quizá el Honda circulaba con exceso de velocidad, lo que explicaría la brutal colisión. Hay que tener en cuenta que el límite de velocidad de la avenida de Finisterre es de 50 kilómetros por hora, pero se trata de una avenida ancha, de varios carriles, y recta, sin circulación. 

Precedentes 
El de Nochebuena fue el primer siniestro mortal que registra en el término municipal coruñés en lo que va de año, cuando todo invitaba a pensar que 2020 concluiría sin tragedias en la carretera. En 2019 se habían registrado dos atropellos mortales, ambos  también en la avenida de Finisterre: en el primero, el 23 de julio, una mujer de 67 años fue arrollada por un camión a la altura de la ronda de Nelle. En el segundo caso, el 15 de octubre, una mujer de 76 años fue arrollada por un autobús en el cruce de la ronda de Outeiro.

Con este doble fallecimiento, 2020 mantendrá en el mismo número de víctimas viales que en años anteriores. Y la avenida de Finisterre mantiene su racha.

Un matrimonio de Agra de Bregua fallece en una brutal colisión en la avenida de Finisterre