Varias farmacias prueban un plan de seguimiento de los pacientes para reducir los gastos de Sanidad

27 noviembre 2012 A Coruña.- Los farmacéuticos detectan una caída en la retirada de medicinas por parte de algunos pacientes
|

El esfuerzo económico de las farmacias coruñesas ante los recortes constantes en los precios de los medicamentos parece no tener límite. Sin embargo, el Colegio de Farmacéuticos de A Coruña se ha sumado, con un grupo de 13 oficinas, al proyecto pionero ConSigue a través del que se intenta demostrar a la Administración Sanitaria que el trabajo con los pacientes desde la base puede ahorrar muchos costes sin atacar de forma directa y constante al sector. La entidad colegial no descarta negociar la implantación del programa en el sistema sanitario y exigir una remuneración por él si los resultados son positivos.

En plena vorágine de bajada de precios, y con muchos negocios en concurso de acreedores o afrontando recortes de plantilla, diez farmacias de la ciudad –además de otras tres de la provincia– han iniciado un proyecto novedoso en el que quieren ser ellas las que desarrollen el acompañamiento de los enfermos durante el tiempo en el que se prolonguen sus dolencias.

“Es un piloto que estamos realizando en una decena de colegios de España para seguir a grupos de pacientes y medir los ahorros que nuestro trabajo supone para el sistema”, explica el presidente de la institución, Héctor Castro.

 

fichar pacientes

Los primeros balances del plan denotan que, con el apoyo de los 18 farmacéuticos implicados en A Coruña (la única zona de Galicia que participa), “las personas están acudiendo menos a urgencias, tienen menos ingresos hospitalarios” e, incluso, no requieren tanta medicación. Aunque hay negocios que están redimensionando sus plantillas, continúan fichando a coruñeses a los que acompañar durante “todo el proceso asistencial” con consejos, recomendaciones o deberes.

Uno de los fundamentos con los que nació la idea es hacer ver al Ministerio de Sanidad que otro tipo de medidas para reducir costes al sistema son posibles sin necesidad de perjudicar siempre al mismo sector.

Por ello cuando se completen estos procesos, que según Castro “fomentan la comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes”, se analizarán de forma pormenorizada los resultados.

“Si se demuestra que existe un ahorro real para el sistema” pretenden negociar con las instituciones para que les permitan tener un papel más activo en la red de atención a los enfermos.  Después de todo, recuerdan que son “el punto sanitario más cercano al paciente”. Precisamente por ello, el presidente de la entidad colegial reconoce que “no se descarta pedir una remuneración por estos servicios”.

Un sistema extendido

“Lo lógico es que recibiéramos una contraprestación porque impulsar esta iniciativa requiere una inversión en las farmacias y recursos tanto personales como materiales”, justifica. Según comenta, en otros países existe este mismo formato de atención y los gobiernos revierten parte del dinero que dejan de gastar en las propias oficinas que les han permitido hacerlo.

A la espera de los resultados, los profesionales coruñeses opinan que ese recorte del gasto en centros de salud y hospitales existe y que, además, se aportan importantes “beneficios para el paciente”.

Varias farmacias prueban un plan de seguimiento de los pacientes para reducir los gastos de Sanidad