La mujer de Bárcenas trata de reunir 200.000 euros para salir de Soto del Real

Rosalía Iglesias llega a la Audiencia Nacional | juan carlos hidalgo (efe)
|

La defensa de Rosalía Iglesias está tratando de reunir los 200.000 euros de fianza para poder abandonar la prisión provisional decretada este miércoles por la Audiencia Nacional después de que el tribunal le haya negado la posibilidad de emplear la misma cantidad que depositó su marido Luis Bárcenas en 2015 para abandonar la prisión de Soto del Real.
Fuentes del entorno del matrimonio informaron de que la representación procesal de Iglesias entregó al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal los comprobantes de la caución que abonó Bárcenas en enero de 2015 tras dos años en prisión preventiva. Se trata de una cantidad que ahora se le tendría que devolver dado que se volvió a acordar su ingreso en prisión provisional tras la condena de 33 años y 4 meses de prisión en la trama “Gurtel”.

Ingreso en la cárcel
Rosalía Iglesias y el exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato, condenados por “Gurtel” a 15 años de cárcel y 14 años y 8 meses, respectivamente, ingresaron ayer en prisión hasta que paguen las fianzas de 200.000 y 100.000 euros que les ha impuesto respectivamente el tribunal.
En el caso de Iglesias, la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, que emitió la sentencia, estimó que el hecho de que su marido esté ya en la cárcel desde el lunes cumpliendo condena “puede paliar” también el riesgo de fuga, al que apeló la Fiscalía Anticorrupción para pedir su ingreso en prisión sin fianza.
Aún así, el tribunal dice no poder “obviar la importante cantidad de recursos económicos que el matrimonio llegó a acopiar con la ilícita actividad desplegada por ambos cónyuges” y esa es la razón por la que le impuso una fianza de 200.000 euros, “por entender que es acorde con los beneficios que le reportó, parte de los cuales no se han conseguido localizar”.

Capacidad de decisión
Según la sentencia, “tenía capacidad de decisión sobre la disponibilidad” de sus fondos y así lo “evidencian” tres “significativas transferencias” de un total de 178.072 euros que hizo a la cuenta Obispado, propiedad del padre del testaferro de Bárcenas, con destino final a otra de las islas Bermudas.
Rosalía Iglesias será acomodada en el modulo de mujeres número 13, en el que en la actualidad hay encarceladas 63 mujeres, entre penadas y preventivas.
En relación a Sepúlveda, la Sala tuvo en cuenta el “importante elenco de delitos relativos a la corrupción” que cometió, si bien le fija una fianza menor que la de Rosalía por considerarla “acorde con los beneficios y patrimonio que llegó a obtener”.
No estimó, sin embargo, “los padecimientos” que alegó su defensa pues éstos pueden ser tratados en la cárcel y su situación clínica por el momento es “estable”, por lo que su estancia en prisión no conllevaría ningún “riesgo, impedimento o limitación” para su salud.
Teniendo en cuenta las penas impuestas a ambos –que ingresaron a media tarde de ayer en la cárcel madrileña de Soto del Real–, la Sala cree que el riesgo de fuga “no se puede considerar tan elevado” como el de los tres condenados que fueron el lunes a la cárcel –Bárcenas (33 años y 4 meses), el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (38 años y 3 meses) y el exconsejero madrileño Alberto López Viejo (31 años y 9 meses)–.

Una vez depositen sendas fianzas, lo que permitiría su salida de la prisión, la Audiencia Nacional les impuso como medidas cautelares comparecencias quincenales, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España sin autorización judicial y fijación de un domicilio y teléfono. Las mismas medidas que fijó para otros diez de los 29 condenados en el primer macrojuicio a la “Gurtel”.
El exedil de Majadahonda, Juan José Moreno (15 años y 2 meses), no ingresará finalmente en prisión al atender la Sala que está sometiéndose a un tratamiento de fertilidad con su pareja que no conviene interrumpir.
Tampoco irá a la cárcel de momento el contable de la trama, José Luis Izquierdo (17 años y 7 meses), debido a su edad (69 años) y a su deteriorado estado de salud y al de su mujer; o el exviceconsejero madrileño Carlos Clemente (5 años y 9 meses), que aunque reside en Colombia, siempre atendió los requerimientos judiciales.
Para todos ellos, además del exedil de Estepona Ricardo Galeote (7 años y 10 meses) y del testaferro de “Gurtel” Antonio Villaverde (8 años y 2 meses), la Fiscalía pidió prisión incondicional y, sin embargo, quedaron en libertad.
Sí que atendió el tribunal la solicitud de Anticorrupción de fijar medidas cautelares para el exdiputado del PP Jesús Merino (3 años y 7 meses), la mujer de López Viejo, Teresa Gabarra (4 años), su asesor, Pedro Rodríguez Pendás (3 años); y el testaferro de Bárcenas, Iván Yáñez (3 años).

La mujer de Bárcenas trata de reunir 200.000 euros para salir de Soto del Real