La UPA pide a Rajoy que evite la pérdida de hasta mil millones del cheque agrícola

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos (d). EFE/Archivo
|

Así lo ha dicho hoy el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, durante la movilización convocada por esta organización agraria frente a la sede en España de la UE, que coincide con el inicio en Bruselas de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los 27 para decidir el presupuesto comunitario para 2014-2020.

Sobre 3.000 agricultores, según los convocantes, y unos 600 según la Policía Nacional, han exigido un presupuesto fuerte para la Política Agraria Común (PAC) -bajo lemas como "¿Señor Cañete, estamos caducados?", "No al desmantelamiento del campo" o "Sin Precios No hay Futuro"- y han protestado contra los recortes.

Ramos ha denunciado en esta cita, que aprovecharon para regalar 1.000 kilos de hortalizas para comedores sociales de la Sociedad de San Vicente de Paúl, que España podría perder el 20 % de los fondos de la UE y que las ayudas recalarán en "agricultores de sofá", como propietarios de fincas, ya que la UE primará la hectárea y no a los agricultores que realmente viven de la actividad agraria.

En declaraciones a los medios, ha asegurado que, tras viajar ayer a Bruselas y entrevistarse con representantes de la Comisión Europea, Eurocámara y sector agrícola de varios países, la sensación es que "España no está en primera fila de defensa de la PAC" y, pese a lo que mantiene el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, éste "parece tener más interés en defender los fondos de cohesión".

"Que no nos mienta", reclamado el dirigente agrario.

"Carreteras y ferrocarriles ya tenemos muchos y algunos de ellos ni funcionan" -en referencia a esos fondos de cohesión-, lamenta Ramos, quien pide a Cañete y a Rajoy que "tengan la cabeza despejada para defender los intereses de verdad de la agricultura en España".

El cheque agrícola de la PAC sólo representa el 1 % de los presupuestos de la UE, lo que supone un coste por día a cada contribuyente de tan sólo 30 céntimos, pese a que proporciona alimentos seguros para 500 millones de europeos, mantiene el medio rural "vivo" y genera 27 millones de empleos directos, añade.

Ramos ha asegurado ser consciente de la situación de crisis actual, pero cree que sería un error que la UE opte por recortar los fondos para agricultura cuando otras potencias competidoras los aumentan, como China (+130 %), Brasil (60 %) y EEUU (+40 %).

"No podemos permitir que se recorte ni un sólo euro" a los agricultores, ha defendido el secretario general, quien detalla que estos fondos son "imprescindibles" para evitar la desaparición de miles de explotaciones porque los precios que perciben por sus productos en muchos casos no cubren los costes de producción".

"Las naranjas se están pagando en Valencia o Andalucía a 10 o 20 céntimos el kilo en campo pero en las tiendas de Madrid están a 2 euros", ha denunciado Ramos, quien pide a Gobierno y medios informativos que presten más atención a la negociación en Bruselas porque ya se podrá hablar más adelante "de Bárcenas o Urdangarín".

"Pedimos más presupuesto para la PAC, algo esencial para las 12.000 explotaciones de leche gallegas, que gestionamos el territorio y dan garantía de seguridad alimentaria", explica el granjero gallego de esta Comunidad Autónoma, Mariano López.

López, representante además del sindicato Unións Agrarias, ha dicho a Efe que los doscientos cincuenta ganaderos que han participado hoy en Madrid en la concentración no la secundan porque quieran más ayudas públicas, sino que lo que pretenden es "no perder la parte que le corresponde al sector lácteo gallego".

"No queremos más ayudas públicas, sino que dentro del presupuesto se reconozca el trabajo de los ganaderos de la leche en Galicia y su importancia en el desarrollo del medio rural", ha añadido.

Según López, los ganaderos gallegos, que partieron esta madrugada hacia Madrid para asistir a la protesta, regresarán esta tarde "bastante satisfechos" de sus reivindicaciones.

Por su parte, el secretario regional de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha sostenido que la propuesta de reforma que "hay sobre la mesa" haría perder 500 millones de euros al año a Andalucía, de los más de 1.600 globales que recibe, y además, "si la reforma de la PAC no sale bien, quien va a pagar los platos rotos será el olivar".

La presidenta de Fademur, Teresa López, ha llamado también la atención sobre los recortes en servicios públicos básicos en el medio rural "que están afectando especialmente a las mujeres" y "están haciendo inhabitable la vida en los pueblos".

"Están expulsando a la gente de los pueblos" y "retrotrayéndonos a tiempos de la España profunda", a zonas rurales "sin oportunidades ni futuro y donde lo único que puedes hacer es emigrar", ha apostillado.

La UPA pide a Rajoy que evite la pérdida de hasta mil millones del cheque agrícola