Novo Mesoiro suspende sus fiestas por los pagos que le exige la Marea

31 octubre 2015 A Coruña.- La Asociación de Veciños de Novo Mesoiro y un grupo de padres voluntarios organizaron una divertida ruta de truco o trato de los niños por todo el barrio
|

La Asociación de Veciños de Novo Mesoiro celebrará el magosto y el Samaín el próximo día 3 de noviembre en el Centro Cívico y después suspenderá el resto de actos que solía organizar hasta nuevo aviso debido a las tasas que el Ayuntamiento les pretende cobrar –y que superan los 1.000 euros para una entidad sin ánimo de lucro– por el uso del pabellón municipal. Tras conocer esta noticia, el BNG tachó de “inxustificable” la imposición de un cobro por parte del Consistorio mientras que fuentes de este defendieron que la ordenanza que lo respalda salió adelante en un pleno a finales del año pasado.

La Asociación de Veciños de Novo Mesoiro se hizo ayer eco de un problema con el Gobierno local que la ha puesto al límite para celebrar el tradicional magosto y la fiesta de disfraces de Samaín  y anunció que el resto de eventos se cancelarán sine die. La entidad explicó mediante un comunicado que la Marea pretendía cobrarle 1.798,72  euros o 1.271,65 euros –en función de si vendía entradas o no– para permitir hacer la fiesta en el polideportivo en virtud de un cambio en una ordenanza. También se les dio la posibilidad, según afirman, de poner como concepto del festival “entrenamento” pero tendrían que contratar un seguro individual para cada asistente, lo que todavía llevaría a un mayor gasto a una entidad sin ánimo de lucro. 

Como mal menor, finalmente la celebración se trasladará al centro cívico pero habrá entradas diferenciadas para el salón de actos o los talleres debido a la falta de espacio para albergar a todos los niños. Esta será la última vez en la que la agrupación siga adelante con una actividad de estas características hasta que el Ayuntamiento dé una solución. 

Debido a las deudas
“Cancelamos a celebración de calquera outra festa do barrio até que non se contemple para esta entidade a exención de taxas ou ben unha opción legal e económicamente viable para a celebración das mesmas”, advirtieron. Una vez conocida la noticia, el grupo municipal del BNG consideró “inxustificable” la decisión municipal. “Cremos unha tomadura de pelo que o emprego do pavillón municipal custe máis que o desenvolvemento das actividades”, afirmaron. 
Ante la polémica suscitada, fuentes municipales explicaron que la modificación de la ordenanza que regula los equipamientos públicos salió adelante a finales del año 2017 en un pleno. “Nesta liña, o Executivo levou a cabo unha revisión da ordenanza que regulaba o uso das instalacións deportivas encamiñada a favorecer o seu uso ás entidades deportivas da cidade que, históricamente, acumulaban débedas derivadas precisamente das taxas”, añadieron. Así desapareció el concepto de patrocinio. 

“Este cambio na ordenanza, que se fixo efectivo este 2018, é o feito que determina que a Asociación Veciñal de Novo Mesoiro, como calquera outra da cidade, tivese que aboar a taxa correspondente no caso de levar a cabo un evento das características do sinalado nunha instalación deportiva”, incidieron.

Gestión municipal
Pese a aludir a que simplemente se cumplió la legalidad vigente, desde María Pita aseguran que intentaron buscar una “alternativa que favorecese a realización deste evento”. 

Supuestamente se les ofreció gestionar desde María Pita el evento pero “das diversas opcións que se lle presentaron, a asociación veciñal de Novo Mesoiro optou por realizar esta actividade no Centro Cívico, espazo que, por definición, está chamado a albergar actividades para a veciñanza”, remarcaron lamentando la respuesta del BNG.

Novo Mesoiro suspende sus fiestas por los pagos que le exige la Marea