En las buenas y en las malas

13 mayo 2019 .F..tbol Segunda Divisi..n..Temporada 2018-2019.Deportivo - C..diz 1-1
|

La inesperada derrota del pasado fin de semana en territorio lucense ha supuesto un duro varapalo para una hinchada como la deportivista, que ha asistido atónita al declive de su equipo en una segunda vuelta muy pobre en juego y resultados.

Restañadas las heridas del derbi gallego y con su escuadra a solo dos puntos de distancia de colarse en la promoción de ascenso, el ‘jugador número 12’ blanquiazul no bajará los brazos.
Y es que en momentos de debilidad la grada coruñesa está dispuesta a seguir tirando de los suyos anímicamente.

Anita Guerra, secretaria de la Federación de Peñas, deja constancia de que el respaldo será de nuevo incondicional.

“Obviamente el 1-0 de Lugo ha generado un clima de desilusión en el entorno del equipo y es hasta cierto punto normal porque la afición esperaba mucho más del Depor en toda la temporada, el revés en el Anxo Carro fue la gota que colmó el vaso pero debemos tener claro que tenemos que hacer el último esfuerzo o el primero de los últimos en caso de ‘play-off’ para ayudar al equipo”, expuso.

La presidenta de la asociación ‘Chamberí Branquiazul’, así mismo, cree que el público coruñés responderá con creces a la llamada de su club.

“Inconvenientes tenemos todos y más, porque el horario no es bueno, como no lo han sido la mayoría a lo largo de la temporada; le pido a la gente que nunca deje al equipo solo y menos ahora cuando no están bien de confianza, que la afición esté y que no se enfade en caso de que las cosas no salgan bien a las primeras de cambio, tenemos que agotar nuestras opciones y aún hay vida”, recalcó.

Por último, Anita Guerra solicitó que el estadio sea una caldera durante los noventa minutos ante el Mallorca.

“Es un rival directo, nos jugamos mucho y debemos animar como si fuesen los últimos minutos de la temporada; a lo largo de la historia el Depor ha demostrado que ha sabido sobreponerse a enormes mazazos y, aunque no me gusta nunca comparar épocas distintas, no está para nada todo perdido, hay que seguir”, subrayó.

A lo largo del último encuentro en casa frente al Cádiz —que coincidió con el ‘Día de las Peñas—, el estadio de Riazor registró una afluencia de espectadores cercana a los 19.000.

Un logro que sería espectacular el próximo lunes a las 21.00 horas frente al Mallorca, habida cuenta de que se trata de un día laborable, que perjudica y mucho tanto a los deportivistas de fuera de la urbe herculina y a los seguidores de menor edad.

En las buenas y en las malas