El comercio de Monelos cubre y apaga sus escaparates para denunciar la falta de apoyos

Muchos clientes preguntaron las razones por las que los establecimientos “escondieron” sus productos | pedro puig
|

“¡No nos apagues!”, le gritaron ayer los socios de la Asociación de Comerciantes de O Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem) a los vecinos de los tres barrios a modo de reivindicación por la falta de apoyo que sufren los establecimientos de proximidad, tanto de las instituciones públicas como de los propios consumidores. La campaña ideada por la agrupación incluyó cubrir los escaparates desde antes de abrir y el apagado de luces al anochecer para que los ciudadanos tomaran conciencia de cómo cambia una calle si el pequeño comercio se ve obligado a echar el cierre.
Con carteles editados para la campaña “¡No nos apagues!”, los empresarios pidieron a sus convecinos que compren en sus barrios para hacerlos crecer y darles vida. El discurso se colocó en las cristaleras de decenas de establecimientos justo antes de instalar cartones o papel craft ocultando los productos para simular el cierre de más establecimientos de los que ya pueblan toda la ciudad. 
Unas horas después, cuando se hizo de noche, el colectivo aumentó su apuesta reivindicativa apagando las luces que iluminan los ventanales para que la oscuridad se incrementase en las calles dando la sensación de una zona sin tiendas, que el colectivo siempre ha sostenido que daría mayor sensación de inseguridad. De esta manera, pretendieron que los consumidores se diesen cuenta de lo qué puede suceder si no apuestan por el comercio de barrio al regresar a sus casas de los centros comerciales o de las tiendas de las grandes cadenas. 
Cargas económicas
De hecho, la presidenta de Acocem, Mariló Fernández, aseguró que en el momento en el que todos los locales entraron en las promociones del Black Friday decayó la afluencia a la zona, que sí había tenido mucho movimiento tanto el miércoles como el jueves con los “Green Days”. 
“Esta acción no es fácil pero sí necesaria ya que el Ayuntamiento y el resto de instituciones no ayudan porque aumentan la cuota de autónomos, los impuestos, las facturas de la electricidad...”, criticó la representante. El que eventos como el Black Friday les obliguen a competir en descuentos con los grandes también complica la subsistencia porque los clientes casi nunca los eligen. 
Ayer estos últimos empezaron a tomar conciencia de sus elecciones y ya desde primera hora de la mañana preguntaron por las motivaciones de una campaña que ya se había desarrollado en otros municipios.

El comercio de Monelos cubre y apaga sus escaparates para denunciar la falta de apoyos